La Marina de México rescató en aguas al sur del país a cuatro pescadores náufragos, dos ecuatorianos y dos colombianos, que viajaban en una lancha a motor y llevaban 30 días a la deriva al quedarse sin combustible.

Según informó el domingo la Armada en un comunicado, su personal localizó el sábado la embarcación a la deriva, que se encontraba en aguas del Pacífico, a 260 kilómetros de la costa de Chiapas, al realizar un vuelo de vigilancia nocturno.

Los náufragos manifestaron que zarparon del Puerto de Esmeraldas, en Ecuador, el 24 de septiembre y que se perdieron en altamar mientras pescaban, quedando a la deriva el 1 de octubre al terminarse el combustible cuando trataban de regresar a puerto, por lo que fueron arrastrados por la corriente hasta llegar a aguas mexicanas.

Todos mostraban un cuadro clínico de deshidratación tras haber pasado 30 días en altamar.