“Es una pena que el gobierno de México no esté a la altura de las demandas de la sociedad, en términos de las necesidades para mejorar el medioambiente y para combatir el cambio climático”, así lo consideró Julio Valle, vocero de Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

Dijo que afortunadamente los fundamentales de la tecnología están en México “y ayudan a demostrar que este no sea un tema efímero ni un capricho de alguna política. La realidad es, que la tecnología es más barata para generar energía eléctrica”.

En México, uno de los proyectos eólicos adjudicados en una de las últimas subastas eléctricas, mantiene el récord a nivel mundial del costo más bajo, el precio ofertado estuvo por debajo los 18 dólares por MWh, cuando el costo promedio de generación para la CFE está entre los 60 y los 80 dólares por MWh. El récord mundial de los precios bajos por generación de cada MWh de energía eléctrica incluye los Certificados de Energías Limpias (CEL´S) que se utilizan en México.

Julio Valle explicó que, a partir de las subastas, hay cada vez más precios competitivos en diferentes regiones, y esto se debe a la caída en los costos de la tecnología y a un conocimiento más profundo de los recursos renovables que están en todo el planeta y que cada vez, los gobiernos y las empresas apuestan más a las tecnologías para generar energía eólica, para sus propias metas y sus compromisos.  

En México a pesar de que hoy no hay una política de fomento a estas tecnologías cada vez hay más personas, individuos y empresas que están convencidos y tienen metas propias y mucho más ambiciosas de ser más limpios y de tener una dinámica mucho más sana en términos sociales y ambientales de las operaciones que realizan”.

El vocero de la AMDEE dijo que los recursos que hay en el país son muy importantes para explotar el desarrollo eólico. “Con los datos que tenemos hoy, un tercio de todo el potencial que tiene el país, seguro que irá creciendo en la medida que la tecnología se vuelve más accesible para otras zonas de viento. El límite no está cerca hay mucho más por hacer y esta será la nueva norma tanto en México como en el resto del mundo de instalar más generación eólica y más generación renovable para suministrar las necesidades eléctricas de los países”.

Oportunidades para México

México tiene una participación que ha venido creciendo muy de la mano de las fortalezas de esta tecnología y del recurso renovable que hay disponible en el país, mencionó Valle. “La participación de la industria todavía no es muy significativa, aunque se puede comparar con la de otras geografías, pero no se ve una penetración tan fuerte como en los países del norte de Europa, de América, en Costa Rica o Uruguay, pero al final somos uno de los países líderes en la región”.

Hay 13 estados donde tenemos presencia eólica: Baja California, Sonora, Zacatecas, Jalisco, Coahuila, Nuevo León, Oaxaca, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas. “Los estados top con mayor generación son: Oaxaca, Tamaulipas y Nuevo León, pero se han identificado 20 estados de la República Mexicana donde se presenta un gran potencial y pueda ser aprovechado, tanto por el recurso y la tecnología de las turbinas eólicas”.

Julio Valle mencionó que hace algunos años hubiera sido factible ver esta penetración en tantos estados del país, fuera de Oaxaca y Tamaulipas, pero el rápido brinco que ha tenido la tecnología eólica no sólo en la capacidad que permite aprovechar de tiempo útil, sino también en términos de costo es una de las favoritas de todo el mundo, ya que las reducciones de los costos van del 60 al 70 por ciento. La caída drástica en combinación no sólo en México sino en todo el mundo, ha hecho que esta tecnología se vuelva una de las primeras opciones del planeta para combatir el cambio climático.

El sector eólico a nivel mundial está creciendo y se está electrificando a gran velocidad y México no es la excepción, si bien somo un país en vías de desarrollo que cada vez más consumimos electricidad y que nuestro consumo per cápita de energía eólica está por debajo de la OCDE”.

Acuerdo de París

México a través del Acuerdo de París se comprometió en reducir sus emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero en 25% y esto implica una reducción del 21% de los gases de efecto invernadero y un 50% en los compuestos y precursores de gases de efecto invernadero. La meta de gases de efecto invernadero en México se compone fundamentalmente de dos sectores: transporte, el principal emisor de GEI y el segundo, es el sector eléctrico.

“En el sector transporte, si bien hay alternativas para reducir las emisiones, pero no son tantas ni tan contundentes como lo vemos en el sector eléctrico. Por eso es que las naciones han estado apostando mucho más a la electrificación dado que hay muchas más opciones para neutralizar los efectos del cambio climático por la vía eléctrica que por la vía de otros sistemas y tecnologías”, enfatizó Julio Valle. 

Día mundial del viento

El Día del Viento se celebra el 15 de junio, una fecha que se celebra en todo el mundo, y es una fecha del sector eólico para mostrar el potencial que tiene para ayudar a las economías a crecer y aprovechar el viento para ser menos dependientes de los combustibles fósiles.

A nivel mundial, la energía eólica representa un cuarto de la capacidad instalada de la energía renovable y representa una quinta parte de toda la energía renovable que se produce en el mundo.

El viento en números en México

  • 62 parques eólicos en operación en 13 estados, que representan 7.5% de la capacidad instalada en México.
  • 12,000 millones de dólares de inversión
  • 6,107 MW que producen 21.4 TWh al año, equivalente al consumo de 13 millones de hogares.
  • 11 millones de toneladas de CO2e evitadas por año, como sacar a 3´000,000 de autos en circulación.
  • 2,839 turbinas o autogeneradores instalados.
  • La tecnología redujo el costo de la electricidad entre 60-70% entre el 2009-2019.
  • 13,000 empleos genera
  • Los estados top: Oaxaca, Tamaulipas y Nuevo León