En los últimos tres años el nivel de corrupción se ha incrementado tres décimas, pasando de 10 casos a 10.3 por cada 100 ocasiones que se realizó un trámite o servicio público expuestos por la organización Transparencia Mexicana en su Índice Nacional del Buen Gobierno 2010 (INBG).

Mediante este estudio, el cual mide la corrupción que afecta a los hogares, se expone que en el 2010 se realizaron 200 millones de actos corruptos al emplear servicios públicos provistos por autoridades federales, estatales, municipales y hacer uso de concesiones y servicios administrados por particulares. En contraste, en el 2007 se realizaron 197 millones de estas actividades.

Para ello fueron entrevistados más de 15,300 hogares mexicanos con la misma estructura empleada para el Censo de Población y Vivienda 2010. Fue calculado a partir de datos proporcionados por los jefes de familia que emplean trámites y servicios públicos, que van desde recolección de basura hasta diligencias ante el Ministerio Público.

Dar clic en la infografía para verla más grande.

El INBG informa que durante el 2010 dar una mordida costó en promedio alrededor de 165 pesos a cada hogar de México; en el 2007 esta cifra fue de 138 pesos. En este mismo año se dieron más de 32,000 millones de pesos para, de manera turbia, facilitar o acelerar los 35 trámites y servicios públicos que fueron medidos por esta organización civil; tres años atrás el costo fue de 27,000 millones de pesos.

Los mexicanos destinaron por familia 14% de sus ingresos en sobornos para acelerar trámites o librar sanciones, expone este índice.

Transparencia Mexicana detalló que del 2001 al 2010, los índices de corrupción bajaron tres décimas; no obstante, se ve un incremento reciente de esta conducta durante el periodo del 2007 al 2010.

El estudio, el cual muestra que el Distrito Federal es el lugar donde más transacciones irregulares se registraron con 17.9 puntos del INBG, aunque esta entidad presentó una caída de 4.7 puntos en comparación con el 2001.

Cabe destacar que uno de los trámites que empeoraron con respecto al nivel de corrupción para acceder a ellos fue el de atención en urgencias a una clínica u hospital, ya que de 4.3 puntos que presentaba en el 2001, para el 2010 se sobornó 8.7 veces para tener acceso.

Obtener constancias o exámenes de escuelas públicas aumentó de 4.7 casos corruptos en el 2001 a 7.0 para el año pasado y tener un crédito o préstamo en efectivo para casa o negocio incrementó de cinco casos por cada 100 a 5.6 durante este mismo periodo.

Esta organización civil indicó que 16 entidades federativas lograron reducir sus niveles de corrupción en estos aspectos del 2001 al 2010 y otras 16 se mantuvieron en el nivel o empeoraron.

[email protected]