El presidente Felipe Calderón conoció la estrategia de la Secretaría de Marina ante el derrame de petróleo en el Golfo, que incluye la puesta en marcha de los planes Nacional de Contingencia y uno Conjunto de Contingencia entre México y Estados Unidos.

La maniobra en la que participaron otras dependencias federales consiste en cinco puntos, que prevén la comunicación constante con la Guardia Costera de Estados Unidos, la vigilancia de la zona costera y marítima, así como el monitoreo de la calidad del agua.

Plantea además el seguimiento del derrame a través de modelos de simulación de trayectoria y dispersión de la mancha de hidrocarburo.

Asimismo establece informes semanales a los gobernadores de los estados costeros del Golfo de México (Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán) sobre el seguimiento de la trayectoria y evaluación de la mancha.

Adicionalmente, incluye vuelos de reconocimiento frente a la Península de Yucatán, donde hasta el momento no se han visualizado manchas o residuos de petróleo.

La Presidencia de la República informó que el Ejecutivo federal ha dado puntual seguimiento al derrame en el lado estadunidense del Golfo de México, registrado a partir de la explosión y hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum, el 20 de abril.

En un comunicado, se precisó que durante su gira por Veracruz Calderón Hinojosa supervisó los trabajos y medidas efectuadas en las últimas semanas por las Secretarías de Marina (Semar) de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Ello con el fin de hacer frente a los potenciales efectos y riesgos que este desastre ecológico puede representar para las costas mexicanas.

En el encuentro, especialistas de la Semar presentaron al presidente Calderón la estrategia que dicha dependencia ha aplicado en esta materia, en coordinación con otros entes federales, y cuyas principales acciones fueron citadas.

Los expertos explicaron que se realizan simulacros en Ensenada, Baja California, y en Tampico, Tamaulipas, las ciudades más capacitadas en esta materia y las cuales forman parte de los equipos de respuesta conjunta del Plan Binacional México-Estados Unidos.

Informaron que se recibió un reconocimiento de la Guardia Costera de Estados Unidos, pues se observó un desempeño por encima de las expectativas en cuanto al buen desarrollo del simulacro.

Anotaron que estás acciones permitirán una oportuna detección de capas de petróleo que amenacen el litoral mexicano, así como la puesta en operación de las acciones preventivas y correctivas necesarias.

Sostuvieron que en coordinación con las dependencias Federales involucradas y los estados de la zona costera del Golfo de México, la Marina mexicana está lista para enfrentar los dos potenciales riesgos relacionados con la trayectoria de la mancha de crudo.

Explicaron que el primero es que en la temporada otoño-invierno la mancha de combustible derive hacia las costas de Tamaulipas en forma de grumos, plastas y cordones, comúnmente conocidos col el nombre de 'chapo'.

Lo anterior, debido a que en los meses de octubre a febrero el patrón de la Corriente del Golfo cambia de dirección: de Norte a Sur, desde la desembocadura del Río Mississippi hasta los límites entre Tabasco y Veracruz.

El segundo factor de riesgo lo representa la temporada de huracanes, la cual inició el 1 de junio para el Golfo de México y el Mar Caribe.

Anotaron que durante un huracán sería sumamente difícil pronosticar hacia dónde derivará la capa de aceite y, además, podría cubrir una superficie mucho mayor, lo que complicaría su control, debido a su fragmentación.

A su vez, los funcionarios de la Semarnat informaron al jefe del Ejecutivo, quien estuvo acompañado de su esposa Margarita Zavala, que hasta el momento no hay registro de especies afectadas, y que el monitoreo continuará de manera permanente hasta que todo riesgo haya sido descartado.

El mandatario estuvo acompañado por los secretarios de Gobernación, Fernando Gómez Mont; Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano; Defensa, Guillermo Galván Galván; Marina, Francisco Saynez Mendoza, y Seguridad Pública, Genaro García Luna.

También estuvo el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, entre otras autoridades federales y locales.

apr