La explosión del 20 de abril en la plataforma petrolera Deepwater Horizon en el Golfo de México dio inicio a un derrame que ha desatado desastres ecológicos, económicos y políticos. El tiempo transcurre y la empresa British Petroleum aún no encuentra la forma de detener esta catástrofe. El temor de la llegada de la marea negra a mares mexicanos se incrementa; de no parar la salida de crudo para la segunda quincena de octubre, la mancha llegará en diciembre a las costas de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

El comisionado de Áreas Naturales Protegidas de la Semarnat, Luis Fueyo Mac Donald, explicó que en caso de llegar el petróleo a aguas mexicanas, se usarán barreras de contención para tratar de detener las manchas. Explicó que cuando el crudo viene interperizado, es decir en grumos, la detención es más sencilla. El peor escenario es que venga líquido. Para esta tarea, dijo que trabajan en conjunto la Semarnat y la Semar.

En las playas, dice, pueden emplearse pacas de paja para absorber el hidrocarburo y no llegue a tierra.

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quesada, ha referido que la dependencia a su cargo emitió un plan de acción para atender el impacto ambiental de este desastre.

Por su parte, el comisionado de Áreas Naturales Protegidas de la Semarnat, Luis Fueyo Mac Donald, dijo a El Economista que no se atiende un impacto inmediato, real o tangible; no obstante, se han establecido hipótesis y proyecciones de los peores escenarios posibles: la llegada del crudo líquido a costas mexicanas.

Explica que las corrientes marinas en la zona del derrame van en sentido de las manecillas del reloj, hasta ahora, la mancha se dirige hacia el noroeste de la costa estadounidense, es decir hacia el Mississippi y Florida.

No obstante, estudios del comportamiento de las corrientes muestran que éstas cambian en otoño al calentarse el agua, por lo que el hidrocarburo puede irse hacia las costas de Texas y correrse a Tamaulipas.

Dice que el mayor problema a enfrentar con este escenario es que diversas especies de tortugas marinas que anidan en esta área respiren petróleo y mueran. Además se verían afectados, aves, mamíferos marinos como chacalotes, delfines y moluscos, tales como los ostiones.

En Playa Nueva, por ejemplo, cada año arriba la tortuga lora y han invertido 40 años para lograr que de 500 que llegaban, aumentara a más de 8,000 que lo hacen ahora.

En la parte sur del derrame, hay una pequeña acumulación de crudo, la cual es posible que tome una corriente llamada Lazo que corre por Florida y Cuba. Si esa trayectoria no cambia, el crudo se trasladaría hacia las costas de Veracruz y Tabasco.

El doctor Luis Soto González, investigador del Instituto de Ciencias del Mar, explica que iniciada la época de huracanes si se gesta alguno en la zona, generará turbulencia con dos efectos: diluir naturalmente la mancha y dispersar los contaminantes tóxicos en un área más amplia.

Si bien, dice, los efectos no serían dramáticos para México, esto dificulta las operaciones de control.

Los efectos tóxicos que pudieran darse por el traslado de las partículas a mares mexicanos puede que no sean perceptibles en especies mayores, pero restos de aceite evitan la penetración de los rayos del sol afectando la flora del mar y el plancton.

Felipe Adrián Vázquez Gálvez, coordinador General del Servicio Metereológico Nacional (SMN), detalló que como parte del monitoreo de la dispersión de corrientes se dispuso que se expusiera un mapa de salinidad que muestre, de manera aproximada, el nivel de sal en el mar, lo cual sirve de parámetro para seguir el movimiento de corrientes. Aclaró que, por ahora, no existe una corriente que pudiese ocasionar una afectación a las costas mexicanas.

El comisionado de la Semarnat, Fueyo Mac Donald, dice que para la estrategia de prevención, la cual contempla un monitoreo profundo de presencia de hidrocarburos en la zona mexicana del Golfo de México, capacitación y exploración, requieren aproximadamente de 20 millones de dólares, mismos que pedirán a BP.

Sostiene que de llegar el derrame a México se gastarían unos 20 millones de pesos en compra de equipo, más 250 millones de pesos para monitorear presencia de aceites durante los próximos cinco años. La Semarnat demandará reparación de daños... si existen daños al ecosistema .

La tragedia de BP

BP reportó que al 31 de mayo, para contener el derrame provocado por la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México se han empleado a 22,000 personas, tanto en labores de contención como técnicos especializados, se han ocupado 1,600 embarcaciones incluyendo las dedicadas a limpieza del mar, remolcadores, transporte de personal e instalación de protecciones en la costa.

Pozo sin fin

Entre el 4 y 10 de junio, BP informó que recuperó 64,444 barriles diarios de petróleo; sin embargo, desde el accidente a la fecha, se estima que se han recuperado 321,000 barriles derramados en el mar. La caída de las acciones del gigante petrolero, desde el inicio del derrame, es de 40 por ciento.

Quejas y pagos millonarios

Aproximadamente 30,000 reclamaciones por afectación han sido recibidas por BP, de las cuales ya pagó cerca de 15,000 con un costo total de 40 millones de dólares.

Erogaciones

BP reporta que el costo total erogado por el accidente de esta plataforma y la contaminación marina en el Golfo, hasta la fecha, es de 990 millones de dólares, incluyendo servicios de limpieza, contención e intentos de cerrar el pozo.

Proyecto truncos

La Agencia Internacional de la Energía estimó que a raíz del derrame petrolero en el Golfo de México habrá un retraso de hasta dos años en la realización de nuevos proyectos de exploración en aguas profundas.

Otras tragedias

En México, el derrame petrolero más grave fue el Ixtoc que ocurrió hace casi 30 años, un accidente muy lamentable que le costo mucho al país, desde entonces, los incidentes han sido menores en el Golfo de México en las plataformas contratadas por Pemex.

Acuerdos firmados

México y EU suscribieron en 1980 el Acuerdo de Cooperación Sobre la Contaminación del Medio Marino por Derrame de Hidrocarburos, en el cual se contempla la integración de equipos conjuntos de respuesta de ambos países.

[email protected]