Tras conocerse los informes sobre el uso indiscriminado de artillería y material bélico contra zonas civiles en Siria, el gobierno mexicano condenó de manera enérgica los hechos.

En un comunicado la Secretaría Relaciones Exteriores (SRE) destacó que las autoridades mexicanas manifestaron también su profunda preocupación por la situación en la República Árabe Siria.

Luego de que se utilizó indiscriminadamente material bélico contra la población civil, México consideró que la situación agrava las ya de por sí numerosas violaciones a los derechos humanos.

El gobierno mexicano recordó que el país ha apoyado las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en las que se han condenado las violaciones graves a las garantías individuales reportadas recientemente en Siria.

Preocupa, insistió, profundamente que se haya utilizado la fuerza bélica en contra de la población civil.

Por ello, México hace un llamado a las autoridades del país árabe para detener el uso de la fuerza, respetar los derechos humanos y establecer un diálogo incluyente que satisfaga las demandas legítimas de la ciudadanía.

Además ofreció el respaldo de las autoridades en apoyo a los esfuerzos internacionales que se llevan a cabo, para buscar soluciones a la situación actual, a través de las instancias regionales y multilaterales.

Dichos esfuerzos se han conducido y deberán seguirlo haciendo, con pleno respeto a los derechos humanos y a la libre determinación del pueblo sirio.

RDS