A pesar de que Nueva York se ha convertido en el lugar con mayor número de contagios y muertos por la pandemia de Covid – 19 en Estados Unidos, los inmigrantes mexicanos que residen ahí se niegan a acudir a los servicios médicos cuando lo necesitan, ante el riego de ser deportados en procesos acelerados sin oportunidad a tener un debido proceso, afirmó Yesenia Mata, directora ejecutiva de La Colmena.

Entrevistada vía telefónica, la dirigente de esa organización de la sociedad civil dedicada al apoyo de comunidades migrantes en el sur de Nueva York, dijo que el miedo se debe a que, a pesar de la emergencia sanitaria continúan las redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), no obstante, que hace unos días, habían anunciado que sólo irían por personas que incurrieran en delitos graves.

Incluso, comentó que el mismo día que se dio el anuncio, fueron detenidas tres personas que ahora están siendo defendidas por esa organización y quienes no habían cometido delitos graves.

El problema es que los migrantes no solo tienen miedo de salir a la calle por la probabilidad de contagiarse por el contacto con otras personas, sino que también están temerosos de que, en cualquier momento agentes de ICE los busquen en sus casas y los deporten, abundó.

Por esa razón, tampoco quieren ir a los hospitales, tanto por el asunto de la Covid–19, como por cualquier otra situación.

Mencionó que hace unos días personal de migración fue a arrestar a una persona que se encontraba recibiendo atención médica porque recibió un balazo en la cara. Los oficiales lo arrestaron y pusieron en proceso de deportación, aunque no comentó un delito grave.

“Nos están diciendo que ya no van a arrestar a personas que sean detenidas por delitos menores y es la primera cosa que hacen. Luego, dicen que no van a ir a los hospitales para detener a migrantes y ya han detenido a personas en esos lugares. ¿Cómo vamos a tener confianza? Estamos en una situación muy difícil”, recalcó.

Además, llamó la atención en que en, algunos operativos, los agentes de ICE utilizan uniformes de otras corporaciones cuando se presentan en las casas de los migrantes para que les abran la puerta y salgan y poder detenerlos.

Hay personas enfermas en centros de detención de ICE

También expuso que en los centros de detención hay personas enfermas, aparentemente de la Covid-19 y no lo están registrando los servicios de salud. Mencionó que al menos ese es el caso de una persona que están representando en La Colmena. “La esposa de un hombre detenido nos ha dicho que él está enfermo de gripa y con fiebre alta y hasta el miércoles pasado no le han hecho la prueba”.

Destacó que se ha restringido las visitas en los centros de retención, tanto para los familiares como para los abogados, además de que se han suspendido los juicios en las cortes, por lo cual ni siquiera aquellos que están en condiciones de demostrar que reúnen los requisitos para permanecer en ese país han podido salir de los centros de detención. “Estamos en una crisis nacional nos piden que estemos alejados al menos seis pies entre una persona y otra y ellos siguen detenido amontonando en celda a las personas”.

Por otra parte, llamó la atención en que sólo tienen acceso a los recursos de emergencia los migrantes que tienen una estancia legal en ese país y permiso de trabajo.

En estos momentos una de las principales demandas de La Colmena es que los inmigrantes, independientemente de su situación migratoria, sean incluidos en el reparto del fondo de emergencia para paliar los efectos económicos de la pandemia.

En este asunto Yesenia Mata relató que muchos negocios de migrantes han comenzado a cerrar, lo cual ha colocado a las familias que depende ellos en una severa situación.

Uno de los problemas a los que se están enfrentando estas personas en particular es que como la información sobre el acceso a los recursos del fondo de emergencia está sólo en inglés y eso constituye una barrera importante.

En ese sentido dijo que voluntarios de La Colmena se dedican a buscar a los dueños de los negocios cerrados o afectados por las bajas ventas para ayudarlos a hacer las solicitudes de apoyo oficial.

Aclaró que se trata de préstamos pequeños, pero pueden servir de algo para aliviar un poco su situación.

La activista señaló que uno de los sectores más afectados por esta situación son los trabajadores jornaleros, debido a que se les está pidiendo que permanezcan en casa y eso afecta gravemente su economía porque si no trabajan no tienen ingresos.

[email protected]