Un tribunal de Nicaragua condenó este viernes a la pena máxima de 30 años de prisión a 18 mexicanos que se presentaron como periodistas de la cadena Televisa, por tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado.

El juez noveno de Distrito Penal de Managua, Edgard Altamirano, impuso a Raquel Alatorre y José Luis Tores, señalados por las autoridades como los líderes del grupo, una condena de 35 años, y a los restantes 16 penas de 34 años, según la sentencia, anunciada un mes después del juicio en el que fueron declarados culpables.

"Pero en razón de que el Código Penal vigente prohíbe la imposición de penas que duren más de 30 años (los mexicanos) cumplirán una pena final de 30 años de prisión", dijo Altamirano.

El veredicto condenatorio, leído ante la prensa en el complejo de juzgados, en el casco histórico de la capital, también impone el pago de una multa equivalente a 4,600 dólares a cada sentenciado.

El juez Altamirano también ordenó el decomiso del dinero, vehículos y otros bienes encontrados en poder de los mexicanos cuando fueron detenidos.

Habían sido declarados culpables de los cargos imputados por la fiscalía el 19 de diciembre.

Abogados de la defensa anunciaron que interpondrán un recurso de apelación en los próximos 12 días hábiles contra la sentencia impuesta.

" No estamos de acuerdo con las penas (...) las veo muy desproporcionadas" y ese será uno de los argumentos en el recurso de apelación, declaró a la prensa el abogado Ramón Rojas.

"Desde nuestro punto de vista no hay sustento jurídico en tanto a delitos y penas", alegó el otro abogado Mike Woo.

Los mexicanos ingresaron a Nicaragua el 20 de agosto por el puesto migratorio de Las Manos, en la frontera con Honduras y se movilizaban en seis camionetas con emblemas de la cadena Televisa, donde la policía halló 9.2 millones de dólares ocultos.

Según las autoridades, la red se encargaba de movilizar el dinero desde el norte hacia el sur y en sentido contrario llevaban la droga valiéndose de la fachada de periodistas y técnicos de la empresa Televisa.

Alatorre, de 30 años, ingresó llorando a la sala donde ya estaban los otros 17 miembros de la banda, recluidos en la cárcel Modelo, 20 km al norte de Managua.

La mexicana, única mujer del grupo, sigue cautiva en las celdas preventivas de Auxilio Judicial, pese a reiteradas peticiones de traslado a la cárcel de mujeres, dijo la abogada Emy García.

La captura y condena de la banda de mexicanos son consideradas por las autoridades como uno de los golpes contundentes asestado en 2012 a las redes logísticas del narcotráfico internacional que busca asentarse en el país.

Los cárteles mexicanos de la droga perseguidos por las autoridades de ese país se han desplazado hacia Centroamérica, donde buscan asentarse para continuar sus actividades.

mac