En un intento por dejar de depender del abastecimiento de cocaína de países de Sudamérica, especialmente Colombia, los cárteles mexicanos impulsan la producción de metanfetamina cuyo destino principal es el mercado estadounidense, reveló el Informe Mundial sobre Drogas 2019 realizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el documento presentado este miércoles en Viena, Austria, se precisó que como factor para saber que la producción de metanfetamina por parte de los cárteles mexicanos busca sustituir en sus ganancias a la cocaína, está que el consumo de metanfetamina en Estados Unidos creció entre el 2008 y el 2017, al pasar de un prevalencia de consumo entre la población de 12 años o más de 0.6 %, en el primero de los años, a 9.1 % en el 2017.

Además de esta situación, el reporte señaló que otro factor que se pudo identificar como parte del plan de los cárteles es el aumento que se ha suscitado en los últimos años en la incautación de metanfetamina en la frontera entre México y Estados Unidos.

En este sentido, se indicó que 97% de las incautaciones se realiza en la frontera terrestre de ambas naciones.

Las organizaciones delictivas mexicanas inmiscuidas en el tráfico de dicha droga, mencionó la ONU, son el Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel de Juárez, el Cártel del Golfo, Los Zetas y los Beltrán Leyva.

Mientras que del lado de Estados Unidos, las bandas de motociclistas son las encargadas de la distribución de la droga.

“La expansión del tráfico de metanfetamina ha ido de la mano con la práctica cada vez más común de mezclar fentanilos con otras drogas, incluida la metanfetamina.

“Esta práctica ha demostrado ser particularmente dañina y se identificó (como causa principal) en la mayoría de las muertes relacionadas con la metanfetamina notificadas en los estados del noreste y medio oeste de los Estados Unidos en 2017”, indicó el informe.

Sobre las formas que ocupan las organizaciones criminales mexicanas y estadounidenses para el cruce de metanfetamina, destaca el uso de drones.

El reporte relata también que la potencia de la metanfetamina encontrada en Estados Unidos es alta debido a una pureza de alrededor de 95%, lo que refleja que los grupos criminales mexicanos han sofisticado los mecanismos de producción de la droga.

Expansión por el mundo

De acuerdo con el documento los cárteles mexicanos han expandido la venta de metanfetamina no sólo en Estados Unidos, sino también a otras países de América Latina, Europa, Oceanía y Asia.

De acuerdo con los reportes de incautaciones de drogas de los estados miembros de la ONU, hay reportes de incautaciones de metanfetamina proveniente de México en países como Argentina, Brasil y Guatemala.

En Asia, se ha tenido conocimiento de metanfetamina mexicana en Filipinas, Japón y Corea del Sur; en Oceanía, en Nueva Zelanda, mientras que en Europa han existido rastros en España y Bélgica en el periodo comprendido entre el 2013 y el 2017.

En este contexto, la ONU resaltó un caso reciente suscitado en Países Bajos en donde autoridades encontraron un barco en el que había un laboratorio de metanfetamina operado presuntamente por grupos criminales mexicanos.

Como parte de las conclusiones del informe, se propone que se deben usar mecanismos alternativos a la encarcelación de los consumidores de drogas, además de estrechar la cooperación para reducir el tráfico de drogas a nivel mundial.