Las recuperaciones de recursos públicos relacionadas con actos de fiscalización de los Órganos Internos de Control (OIC) de la Administración Pública Federal disminuyeron en el primer semestre del 2019, en comparación con el mismo periodo del año pasado, no obstante, el costo de dichos actos se disparó.

De acuerdo con las estadísticas del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, entre enero y junio de este 2019, derivado de 220 programas de fiscalización en la Administración Pública Federal (APF), se recuperaron 145.5 millones de pesos.

Para el mismo periodo del año pasado, es decir, entre enero y junio, con motivo del último informe de la Presidencia de Enrique Peña Nieto, se informó que se recuperaron 276.2 millones de pesos que resultaron de 219 programas de auditorías.

Estas cifras son equivalentes a que durante el primer semestre de la administración lopezobradorista se recuperó 47.3 % menos recursos mediante las auditorías realizadas por los OIC que el año pasado.

En la misma sintonía de que se recuperaron menos recursos, se realizaron también menos auditorías.

En el primer semestre del 2018, los OIC ejecutaron 916 ejercicios de fiscalización al interior de la APF; para los mismos meses del 2019 se realizaron 429, equivalente a una disminución de 53.1 por ciento.

Pese a que se realizó la mitad de los ejercicios de fiscalización en el primer semestre de este año, en cotejo con el mismo periodo del 2018 se registró un incremento importante en el costo de las auditorías.

Para este año, los 429 ejercicios de fiscalización en la APF tuvieron un costo, según el informe de gobierno de López Obrador, de 1,278 millones 800,000 pesos. Para el año pasado, las 916 auditorías significaron costos por 1,181 millones 100,000 pesos.

Lo anterior representaría que cada auditoría realizada durante el primer semestre del presente año tuvo un costo promedio de 2 millones 980,885 pesos.

El año pasado, en promedio, cada auditoría realizada tuvo un costo de 1 millón 289,410 pesos. Si se comparan ambas cifras promedio se observa que durante el primer semestre del 2019 el costo también promedio por auditoría creció 131.1 por ciento.

Cabe precisar que los OIC son las contralorías internas que se encuentran en las dependencias de la APF, las cuales están encargadas de verificar el correcto funcionamiento de las instituciones, de  los servidores que las integran y el correcto uso de los recursos públicos que le son asignados.

La Secretaría de la Función Pública (SFP), actualmente liderada por Irma Eréndira Sandoval, es la encargada jerárquicamente de los OIC.

De acuerdo con el informe de gestión de la SFP, emitido a la par del primer informe de gobierno del Ejecutivo federal, se prevé que los OIC no sólo pertenezcan jerárquicamente a la dependencia, sino que también sea ésta la que le provea de recursos para su funcionamiento.

Y es que cabe precisar que los OIC reciben recursos para su funcionamiento de las propias instituciones en las que se encuentran.

Dicha situación ha sido criticada por expertos al considerar que ante ese régimen los OIC no pueden mantener una autonomía completa con respecto a las instituciones en las que se desempeñan.