El debate sobre la legalización de las drogas no es un tema acabado en Estados Unidos, por lo que estaremos atentos a su discusión y mientras tanto cumpliremos nuestras obligaciones internacionales y nuestra ley, señaló el embajador de México en la Unión Americana, Eduardo Medina Mora.

Durante una conferencia de prensa en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el diplomático detalló que dicho debate no es sólo bienvenido sino indispensable, porque tutelamos la salud de nuestros connacionales y la cohesión social en México.

En ese tema está pendiente la posición del Departamento de Justicia, porque en la Ley Federal "es ilegal la posesión, la producción y la comercialización" de esas sustancias, recordó Medina Mora Icaza.

"Hay conflicto entre la competencia federal y las regulaciones locales; probablemente en los Estados Unidos lleguemos a una lógica de descriminalización de la posesión para consumo y del consumo mismo", aseveró.

Sin embargo, reiteró que "no estamos ante un tema acabado, seguiremos atentos y muy activos en el debate que se abra en el seno de las Naciones Unidas".

El funcionario agregó que "el gobierno de México sigue la política de persecución criminal de estos delitos porque es su obligación internacional, conforme a la Convención de Naciones Unidas de la que es parte y esto es lo que expresa también la legislación nacional".

Un día después de haber rendido protesta como embajador de México ante el gobierno de Estados Unidos, aclaró que su agenda es multitemática.

De ahí que sea imposible dejar de lado asuntos como la reforma migratoria, la regulación de la venta de armas, la profundización de las agendas económica, comercial y productiva, así como ensanchar las oportunidades de crecimiento.

En lo que corresponde a la reforma migratoria, Eduardo Medina Mora precisó que "no se trata de una negociación bilateral, se trata de un proceso de reforma y de formación de leyes en el contexto de la política interna de Estados Unidos".

El embajador explicó que eso no significa que México no tenga un rol, pues el gobierno tiene la responsabilidad de acudir a todos los medios a su alcance y eso es lo que hará, en la medida en que el tema lo aconseje en cada circunstancia concreta.

mac