José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, rechazó la existencia de una guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador por dar a conocer datos ciertos sobre él.

“Aquí la guerra sucia es cuando son anónimos y datos falsos. Cuando son datos ciertos, pues la guerra sucia, más bien, es no asumirlo, no reconocerlo y no, lisa y llanamente, decir que efectivamente las cosas están a su nombre”, subrayó en entrevista en Monclova, Coahuila.

Según el aspirante de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza advirtió que cuando uno aporta datos, no puede hablarse de guerra sucia. “Cuando uno aporta datos que desacreditan un dicho, lo único que queda, en realidad, es que se mintió”.

Por otra parte, Meade Kuribreña dijo que “acero tiene una industria bien integrada y como un empleo que tenemos que salvaguardar, cuidando que no seamos objeto de dumping y de acero de mala calidad”.