El candidato del partido gobernante de México, José Antonio Meade, dijo el domingo que pedirá a los legisladores de su coalición eliminar el fuero a los funcionarios en todos los niveles, mientras se incrementan las promesas electorales en el país para luchar contra la corrupción.

Meade, de la coalición Partido Revolucionario Institucional (PRI), verde ecologista (PVEM) y Nueva Alianza, se encuentra en el tercer lugar en las encuestas detrás del puntero izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, y Ricardo Anaya del conservador PAN.

El PRI, que gobernó sin interrupción durante más de 70 años hasta el 2000 y regresó al poder en el 2012 de la mano del presidente Enrique Peña Nieto, ha sido implicado en numerosos casos de responsables y exfuncionarios en diferentes niveles de gobierno acusados de corrupción y otros delitos.

"Nadie con fuero; todos iguales ante la ley y la ley por encima de todos", declaró Meade luego de registrarse formalmente como candidato ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

La propuesta será presentada inmediatamente, pues en estos temas tan relevantes no se debe esperar hasta después de la elección, agregó.

Por su parte, López Obrador prometió a inicios de marzo presentar una modificación constitucional para que se puedan juzgar a los mandatarios en funciones por delitos de corrupción.

México ocupa el puesto 128 de 137 países en la categoría de ética y corrupción en el Índice de Competitividad Mundial 2017-2018 del Foro Económico Mundial.