El Secretario de Relaciones Exteriores (SRE), José Antonio Meade Kuribreña, negó que a nivel internacional México sea visto como un narcoestado, debido a lo que sucedió el 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, donde murieron seis personas y 43 normalistas desaparecieron a manos de policías municipales.

Bajo ninguna circunstancia y bajo ninguna definición del término (narcoestado). México es un país valorado; es un país que se reconoce por la capacidad y la vocación por la que se está transformando; es un país globalmente importante en la métrica en la que se le quiera medir , afirmó.

Meade Kuribreña reiteró que México tiene retos pero los enfrenta de manera transparente y aseguró que el país es valorado por su patrimonio cultural, su territorio, la población; el papel que juega tanto en comercio como en inversión, así como por ser una nación democrática.

En el caso puntual de Iguala (hay) una convicción en el mundo de un México transparente, de un México que hace esfuerzos por transformarse, de un México que frente al reto puntual rinde cuentas claras; de un México que se hace acompañar para ese rendimiento de cuentas de lo mejor que ofrecen los espacios internacionales (...) y de un México que pone el mismo empeño en la necesidad de lograr transformaciones estructurales en el tema de seguridad .

La desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, así como la matanza de 22 personas en una bodega en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, desencadenaron que funcionarios públicos y miembros de la sociedad civil calificaran al país, o a ciertas entidades, como narcoestado.

Por ejemplo, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dijo que tanto en la entidad que gobierna, como en Guerrero y otras zonas del país, la policía está infiltrada por el crimen organizado calificando esto como narcoestado.

Asimismo, cuando en la Cámara de Diputados se aprobaba la comisión especial para indagar los hechos ocurridos en Guerrero, legisladores como Silvano Blanco Deanquino dijo en la tribuna que se tiene que reconocer que en México hay un narcoestado. Se tiene que reconocer que hay narcopolítica .

Echan a andar estrategia de comunicación en el exterior

El gobierno de Enrique Peña Nieto explicó que tras los hechos registrados en Ayotzinapa y Tlatlaya, la Secretaría de Relaciones Exteriores emprendió una estrategia de comunicación hacia el exterior.

El Ejecutivo y su administración explicaron que cada representación diplomática o consular fue instruida para detectar actores clave en la interlocución con el país receptor.

Ello incluyó medios de comunicación, redes sociales, autoridades y legisladores, líderes de opinión, organizaciones de la sociedad civil, empresarios, académicos y la propia comunidad mexicana.

El objetivo, puntualizó el gobierno, es brindar la información oficial que se deriva de las investigaciones en curso de ambos casos (Tlatlaya y Ayotzinapa).