La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) lanzó el Nuevo Esquema de Contraloría Social, a fin de conocer denuncias sobre posibles malos usos de los programas sociales, resolver dudas y que esta información permita el mejoramiento de los programas sociales.

Desde Pachuca, Hidalgo, el titular de la dependencia federal, José Antonio Meade, detalló que los contralores sociales serán escogidos mediante asambleas por los propios beneficiarios, con renovaciones anuales, mientras que para los programas no permanentes se hará un comité social que dé seguimiento a las intervenciones.

En entrevista posterior, manifestó que será la Sedesol quien capacitará, a fin de que conozcan los programas de la dependencia y de otras instituciones y puedan ser un espacio eficiente, útil, de comunicación .

Pero sobre todo, agregó, que sea un mecanismo que permita resolver dudas, mejorar la gestión de los programas, que nos ayude con ideas de cómo podemos atenderlos mejor.

Meade expuso que calculan que para este año puedan estar trabajando con más de 138,000 comités que involucran a cerca de 500,000 contralores sociales.

Explicó que en cada estado habrá un representante de la Contraloría de la Sedesol, para que tengan una instancia que les quede más cerca y que estemos ciertos por la vía de este involucramiento, que no se dé ningún caso de corrupción y que cuando se dé, se castigue de manera clara y contundente .

Ante el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera, el titular de la Secretaría de la Función Pública, Virgilio Andrade, dijo que a través de la controlaría social está la participación directa de las comunidades en la aplicación de los programas sociales, donde exponen sus sugerencias para mejorar la gestión, conducción de recursos y mejorar los programas.

El secretario de la Función Pública aseguró que este modelo ha sido aplicable en más de 15 mil comunidades a través de 31,000 comités, con la participación de 150,000 personas.