El representante del PAN ante el IFE, Rogelio Carbajal, celebró los acuerdos alcanzados para el segundo debate entre los candidatos presidenciales, ya que tendrá un formato que no implicará tiempos determinados ni intervenciones en secuencia predefinidas.

En entrevista con Notimex, Carbajal explicó que se trata de un formato dinámico que permitirá que cada uno de los abanderados disponga de un tiempo máximo de intervención de ocho minutos y medio, que podrán utilizar de forma libre.

Resaltó que lo anterior significa que cada candidato podrá solicitar la palabra al moderador, que será Javier Solórzano, y usar su tiempo sin estar atado a un espacio temporal definido, es decir, podrá hablar 30 segundos o bien hasta dos minutos y medio, para sumar ocho minutos y medio.

Agregó que este formato permitirá a los candidatos exponer de forma más ágil y dinámica en este segundo debate, que se realizará el próximo 10 de junio en la EXPO-Guadalajara, y que tendrá una duración aproximada de dos horas con 10 minutos.

Añadió que de ahí que se trate de un debate con una dinámica más libre, que permitirá un intercambio entre todos los candidatos, y se prestará a contrastar puntos de vista, ideas, propuestas, por lo que el formato es equilibrado y garantiza la equidad en el uso del tiempo.

El debate está dividido en cinco etapas, detalló, la primara es una intervención inicial en la que cada candidato hablará dos minutos y medio, y habrá un sorteo para determinar quién empieza y quiénes le siguen.

Una vez concluida esta etapa hay tres grandes bloques, el primero de los cuales se dedicará al tema de política y gobierno, y cada candidato tendrá hasta 8.5 minutos para hablar, lo que sumará 34 minutos entre todos los abanderados.

Precisó que los 8.5 minutos de los que dispondrán cada candidato los podrán utilizar en forma libre, por lo que podrán definir en qué momento intervienen, de tal suerte que la dinámica permitirá que el moderador otorgue la palabra según lo vayan solicitando.

El segundo bloque será el de desarrollo humano y desarrollo sustentable; y el tercero el de México, por lo que los candidatos podrán intervenir como definan que mejor les convenga.

Comentó que la quinta parte del debate es una intervención final (de salida), en donde también habrá un sorteo para determinar quien irá en primer lugar, el segundo, tercero y quien cierra.

El representante panista señaló que cada uno de los candidatos tendrá un cronómetro para ver cuánto dura su intervención y el tiempo que le resta, y aclaró que una de las reglas es que no podrá exceder de dos minutos y medio por participación.

Añadió que el moderador también tendrá un cronómetro para poder otorgar el uso de la palabra y advertirle a un candidato cuando tenga que concluir su intervención o que su tiempo total de los 8.5 minutos ha concluido.

Subrayó que los televidentes también podrán ver el cronómetro y saber cuánto tiempo está disponiendo ese candidato y cuánto le resta de su bolsa total de minutos. Por eso es tan importante la intervención del moderador, porque tendrá que tener capacidad para controlar el tiempo.

Más adelante, resaltó que se permitirá juego de cámaras para que haya tomas abiertas, paneos, dividir la pantalla para ver los rostros de todos los candidatos, de manera que la dinámica de este segundo debate será muy distinta a la que se vio en el primero.

Finalmente, comentó que los micrófonos de los candidatos no estarán abiertos mientras uno de ellos esté en el uso de la palabra, y si quieren intervenir deberán solicitarlo al moderador.

MIF