El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo aseguró que tras su investidura como titular del recinto legislativo, y a un año de entrada en funciones la LXIV Legislatura, la confianza ciudadana en los legisladores de San Lázaro se ha recuperado. 

“Yo ofrecí, desde que llegué a la Cámara de Diputados, dos cosas: recuperar el prestigio de la Cámara, que estaba con un 77% en contra de la opinión pública y ahora tenemos un 45%, hemos subido 20 puntos a la posición. El otro, hacer una Cámara digna, seria, responsable, puntual, laboriosa y respetable. Lo demás, los diputados lo resuelven”, aseguró Muñoz Ledo.

Por otra parte, en el marco de su participación en una mesa de trabajo con presidentes municipales de cara a la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020, Muñoz Ledo se pronunció, en entrevista con medios, sobre la reforma que impulsa su partido, Morena, para que la presidencia de la Cámara de Diputados sea ocupada, durante los tres años que dura una legislatura, por el grupo político que logre alcanzar más de 50 % de las curules.

Ante el cuestionamiento sobre si no es excesiva la reforma, Muñoz Ledo indicó que “no, porque las disposiciones actuales se debieron a la época en que no había mayorías, a la época de la partidocracia, donde querían estárselo dando todo.

“Era un botín, la Cámara, antes de que llegáramos, era un botín porque se distribuían todo, puestos, plazas, recursos, materiales entre los partidos, ustedes lo saben bien”, dijo el legislador.

En este sentido cabe mencionar que Morena es en la actualidad el grupo mayoritario en San Lázaro por lo que, en caso de aprobarse la reforma planteada por la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, el partido también del presidente Andrés Manuel López Obrador ocuparía la presidencia de la Cámara hasta que termine la LXIV Legislatura en el 2021.