Más de 463,000 alumnos en 10 estados serán reubicados tras los sismos de septiembre, informó Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública.

Agregó que antes del 6 de noviembre, o bien se les enviará a planteles cercanos, o se les instalará en las 3,896 aulas temporales que la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene estimado que se necesitan para reanudar las clases.

El funcionario federal también agregó que, pese a la situación, está prohibido dar clases en la vía pública; pidió “responsabilidad y prudencia” a los directores, al tiempo que reconoció que el proceso de reubicación no está coordinado directamente por la SEP, sino por los supervisores de cada zona escolar, quienes tienen la función de buscar espacios en las escuelas a su cargo para colocar a los alumnos cuyos planteles sufrieron daños.

En cuanto a las cerca de 4,000 aulas temporales que se necesitan y cuya construcción podría tardar de dos a tres semanas, Nuño dijo que la SEP emitió los lineamientos para la edificación de éstas, pero es responsabilidad de las autoridades locales adquirirlas e instalarlas.

Además, detalló que en el tema de reconstrucción, 10,797 escuelas que requieren intervenciones menores (como cambiar vidrios, resanar paredes, pintar, cambiar alguna puerta) recibirán en promedio 50,000 pesos para comenzar sus correspondientes reparaciones a partir del 23 de octubre y que a más tardar el 1 de diciembre deberán concluirlas.

Explicó que el 6 de noviembre iniciará la reconstrucción de las 5,063 escuelas que tienen daños parciales, a la par del arranque de la integración de los proyectos ejecutivos de los planteles que van a requerir reconstrucción total (276), para que a más tardar el 6 de diciembre inicien las obras.

Regreso de maestros

Tras la suspensión de clases por los sismos del pasado mes de septiembre, los profesores también van a la par de los alumnos en el regreso escalonado a las aulas, dio a conocer Juan Díaz de la Torre, presidente del SNTE.

Por el momento, informó que es en Morelos donde el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) está poniendo énfasis en coordinarse con las autoridades escolares locales para la recuperación de clases.

“Fundamentalmente en Morelos, que es donde tenemos la mayor afectación en escuelas y en el propio patrimonio de los trabajadores, nosotros integramos ya hace 10 días un consejo estatal para atender estas vías, por un lado darnos la certeza de que las escuelas estén al 100 para poder reanudar el curso y trabajar junto con la autoridad educativa para que los contenidos curriculares en esas escuelas no se pierdan”, informó.

Si bien Morelos es donde en mayor medida se están implementando acciones para volver a las aulas, Díaz de la Torre agregó que también en el resto de las entidades afectadas se trabajan diversas estrategias con las autoridades locales, dado que en este proceso no media la Secretaría de Educación Pública.

El retorno a las aulas consiste en tres ejes: hacerse de recursos tecnológicos para procurar tareas a los alumnos; clases en fines de semana y la asignación de trabajos en clase por parte de cada profesor para recuperar el tiempo perdido.