Alejandro Macías, excomisionado nacional para la prevención y control de la influenza A(H1N1)

Con más de 10,000 muertos a causa del coronavirus, México no ha logrado llegar todavía a un punto de quiebre de la pandemia, por lo que no se pueden establecer fechas tentativas para un regreso a la nueva normalidad, expresó Alejandro Macías, excomisionado nacional para la prevención y control de la influenza A (H1N1) en México.

“Todavía estamos en la parte de la subida, todavía no logramos el punto de quiebre, ese punto de quiebre se puede reconocer cuando ya en dos semanas consecutivas los casos no van a la alza, más bien se estabilizan y tiendan a la baja”.

El especialista en medicina interna e infectología, opinó: “Lo que me preocupa es que de alguna manera hemos declarado que ya estamos en el punto de establecer fechas para el regreso (a actividades) cuando los casos siguen aumentando y todavía no tenemos ese quiebre”.

Diana Vilar C, coordinadora de Epidemiología en el Instituto Nacional de Cancerología

Lamentó que una parte de la población siga sin entender que el Covid-19 es una amenaza real a la salud.

“A mí me preocupan mucho las próximas semanas. Por lo que yo estoy viendo en el hospital y lo que estoy viendo en los números que nos están dando todos los días, es que esto lejos de ir mejor, pareciera que va peor, y eso es muy preocupante.

“Lo que veo es que la gente no entiende lo que es: ‘Quédate en casa’, y si tienes que trabajar porque estás en una actividad esencial, cumple con las medidas de sana distancia, de uso continuo de cubrebocas. Es decir, lo que yo hago o dejo de hacer en este momento sí impacta en los demás. No es que no me quiero poner el cubrebocas, el problema es que no sólo me afecta a mí, sino a los demás.

“Esto no es un problema transitorio, es un problema que vamos a tenerlo durante muchos meses”.

Milena Dovalí, coordinadora de investigación, Oxfam

Lamentablemente en México llevamos décadas sin poder resolver múltiples desigualdades estructurales que limitan la capacidad que tiene el país para dar una respuesta adecuada a una emergencia, por lo que el coronavirus impactó más a las personas económicamente más vulnerables, tanto en el ámbito de salud como en lo social, consideró Milena Dovalí, investigadora y economista de la organización Oxfam.

Al llegar México a los más de 10,000 muertos a causa de Covid-19 y con el inicio de una estrategia para regresar a una nueva normalidad, la exconsultora del Coneval, añadió que será el sector informal el más vulnerable ante esta estrategia, debido a que los contagios seguirán y la mayoría de estas personas tienen la necesidad de salir a las calles a trabajar.

Miguel Ángel Monroy, médico cirujano oncólogo del Hospital Central Norte de Pemex

Expuso que los médicos esperan con ansia una vacuna o por lo menos un antiviral que reduzca la enfermedad.

“Mientras tanto, seguiremos tratando enfermos, seguiremos tratando de sacar adelante a los que se puedan, con antibióticos, evitando las infecciones agregadas, tratando de ayudar a respirar de mejor manera, pero esto sólo lo va a parar la vacuna, un medicamento antiviral adecuado, o bien la inmunización en grupo, que esa es la manera más dolorosa y más lenta. Lo que implica es que nos infectemos para hacer inmunidad.

“El famoso hecho de aplanar la curva es que no nos infectemos todos al mismo tiempo para no saturar los servicios de salud, pero la idea es que todo mundo se vaya infectando para que no saturemos los espacios públicos de salud, que hagamos inmunidad”.

Jorge Baruch, responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Expuso que el levantamiento de la medida federal de la Jornada Nacional de Sana Distancia coincide con el punto máximo de transmisibilidad de Covid-19.

“La cantidad de muertes que ya se aproxima a los 10,000 decesos es alarmante, ya que esperábamos, según las proyecciones de la misma Secretaría de Salud hace algunas semanas, que la curva epidémica entrara a una meseta en las últimas semanas de mayo y fuera descendiendo; sin embargo, era de esperarse que las proyecciones fueran limitadas por la baja cantidad de pruebas que se estaban haciendo”.

El experto calificó de manera positiva que ahora las estrategias para mitigar los contagios por Covid-19 sean planteadas por las entidades.

Legisladores y partidos

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI

“Es lamentable que lleguemos a esta cifra de más de 10,000 fallecidos.

Hoy cuando otros miles están tratando de sobrevivir en los hospitales, el gobierno anuncia la Nueva Normalidad y señala que muchas deficiencias que están enfrentando son producto del pasado. Para este gobierno es más fácil repartir culpas que responsabilizarse”.

Mauricio Kuri, coordinador del PAN en el Senado

“No se trata sólo de una cifra. Se trata del dolor de 10,000 familias mexicanas; del luto en 10,000 hogares.

Refleja, por un lado, la impotencia mundial de no contar con una vacuna que alivie la enfermedad y, por el otro, la incapacidad de un gobierno que no se preparó adecuadamente para afrontar la crisis sanitaria (...)10,000 es un número incierto.

Verónica Juárez, coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados

Acusó que el Gobierno Federal no ha sido transparente al informar sobre la epidemia por Covid-19, y dijo que en un inicio se calculó que el pico de contagios sería entre el 8 y 10 de mayo. Sin embargo, al concluir la Jornada de Sana Distancia el país está en rojo.

“Existe un subregistro de contagios y decesos. Me parece que hay un intento de maquillar las cifras, (...) habrían 8,000 fallecidos y ahora se advierte que la cifra actual se puede triplicar.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de Morena en el Senado

“Son estimaciones de los científicos. Yo creo que va a crecer, lamentablemente, el número (de fallecidos). En Estados Unidos, por ejemplo, los científicos de allá estimaban que estaría entre 50 y 60,000 y ya van 108,000; casi lo doble (...) son proyecciones científicas, no son exactitudes”.

Dolores Padierna, vicepresidenta de la Cámara de Diputados y diputada de Morena

Subrayó que ninguna medida de Sana Distancia se cancela y el final de las indicaciones del gobierno federal no representa una apertura a las actividades. “La Sana Distancia tiene que permanecer, sólo que a partir de ahora las y los gobernadores tienen que tomar parte en el control de las medias sanitarias”.

[email protected]