El líder del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, se reunió con observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y les pidió vigilar la intromisión del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en el proceso electoral que culmina el 6 de junio con la elección de los 500 integrantes de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y otros cargos de elección popular.

López Obrador "funge como vocero principal de la campaña morenista (del partido Movimiento Regeneración Nacional) y realiza desde Palacio Nacional una contra campaña hacia el PAN y la coalición Va por México", dijo Cortés.

Por ello, el panista pidió en su reunión con la OEA que el día de las elecciones "los ojos de América estén puestos en el país" porque el Gobierno "está interviniendo de manera absurda en el proceso electoral" en contra de las leyes y las medidas cautelares impuestas por el propio Instituto Nacional Electoral (INE).

"Todas las mañanas desde Palacio Nacional, haciendo uso y abuso de los recursos públicos, pareciera más el jefe de campaña del partido de Morena que Jefe del Estado mexicano y aquí en nuestro país eso no se puede. Está claramente prohibido", dijo.

Ante los representantes de la OEA, el presidente del PAN advirtió que hay un gobierno que "atosiga, amenaza y persigue a actores políticos, además de que presiona a los órganos electorales".

Cortés también ha señalado que desde la Fiscalía General de la República se está persiguiendo a los candidatos de la oposición, abriéndoles carpetas de investigación en la Secretaría de Hacienda, la Unidad de Inteligencia Financiera y la propia Fiscalía.

El dirigente opositor ha alertado además del riesgo para la seguridad de los candidatos, ya que habrían muerto al menos 80 políticos o familiares en este proceso electoral, la mayoría pertenecientes a la oposición.

kg