El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, consideró que el plan de rescate de Petróleos Mexicanos (Pemex) es “una carta de buenas intenciones” que no genera confianza sino incertidumbre en los expertos en la materia y que “termina por complicar aún más las cosas”.

“Ya se habla de que en breve se va a sancionar nuevamente los bonos que emite Pemex y por lo tanto, va a significar que se va a encarecer la deuda no sólo de Pemex sino también se incrementa el costo financiero que paga México por su deuda”, expuso.

En conferencia de prensa en la sede panista, manifestó su preocupación por el plan presentado la víspera rescatar a Pemex, porque “no dice ni cómo ni cuándo”, y pidió que el presidente Andrés Manuel López Obrador rectifique en las decisiones que se toman en el sector energético.

Nuestra propuesta es clara, apuntó, que se cancele el proyecto de la refinería de Dos Bocas, que implica de 8,000 millones a 12,000 millones de dólares, que puede ser dinero tirado a la basura; es decir “el barril sin fondo del gobierno de López Obrador”, y que a cambio se hagan eficientes las refinerías con que ya cuenta el país.

Destacó la urgencia de que Pemex sea más eficiente y refirió que en México, por cada 14 personas que trabajan en la petrolera se produce un barril de petróleo, mientras que en Brasil la relación es de 41 toneles por cada trabajador y en Noruega es de 104 unidades de referencia.

“Necesitamos hacer que la empresa de Pemex sea más eficiente, que produzca de manera más económica y también que se siga con la exploración de crudo en aguas profundas y no sólo en las superficies someras”, expresó tras señalar que también se debe trabajar con las energías renovables.

El dirigente nacional del PAN dijo que su partido no está a favor de la ratificación del nombramiento de Arturo Herrera como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), porque, consideró, “estará como otro florero más del gabinete”.

“Parece que lo único que va a hacer es decir: ´si señor presidente´. No tiene la capacidad de decirle no al presidente y necesitamos un secretario de Hacienda que le pueda decir al presidente cuando está mal”, añadió.