María Salguero es la geofísica que se ha ganado el reconocimiento de autoridades académicas y asociaciones civiles y quien utilizó sus conocimientos para crear un mapa interactivo en Google, en el cual hace un recuento mensual de muertes violentas de mujeres para la plataforma Los Feminicidios en México; hasta el momento lleva 1,167 casos registrados en lo que va de este 2018.

Entrevistada por El Economista, Salguero explicó que los temas de derechos humanos es en lo que más ha trabajado, pues se ha involucrado en casos de familiares de desapariciones forzadas, feminicidios y el incendio en la Guardería ABC.

Dice que el proyecto de crear una plataforma que registra los feminicidios nace en el 2016 ante el aumento de casos que se presentaban en el país todos los días. Su gusto por la cartografía le ayudó para registrar los hechos y la recopilación de datos de los casos de todo el país, que fue por medio de boletines oficiales de las procuradurías de justicia locales y los casos expuestos en medios de comunicación en la sección de “nota roja”.

María Salguero ha alzado la voz, junto con las activistas Sandra Soto y Frida Guerrera, para exponer los asesinatos con perspectiva de género en el país con una estrecha relación con el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, ONU Mujeres y la Comisión de Derechos Humanos. Añade que, si bien le han ofrecido ser integrante de alguna asociación civil, no pierde de vista continuar con su trabajo en su plataforma digital.

Ante la diferencia de cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que con corte al 31 de mayo mantenía un registro de 315 casos, mientras que la plataforma Los Feminicidios en México tiene una cifra de 1,167, de enero a mayo del 2018, María refiere que la principal diferencia se debe a que en el país no existe una homologación sobre las características que debe cumplir un feminicidio y al final son calificados como homicidios dolosos.

La egresada del Instituto Politécnico Nacional recordó un poco de su niñez al mencionar que desde la edad de siete años leía nota roja a través del periódico ¡Alarma!, pero que fue hasta el 2010 cuando se percató de un aumento en los asesinatos, mientras que en el 2015 registró el mayor índice de feminicidios en comparación con los años anteriores.

“Ver lo que pasa en tu país te indigna sin importar la profesión que tengas”, sentenció. Salguero aseguró que con su trabajo busca abrir los ojos a las autoridades.

En el 2016, tras el trabajo en equipo con el activista Alberto Escorcia sobre desapariciones en México y al percatarse del alto porcentaje de menores de edad víctimas de feminicidios, nace la intención de exponer el impacto del crimen organizado en los asesinatos de mujeres por razón de género.

Actualmente la mayor cantidad de víctimas tenían entre 18 a 30 años de edad y eran de los estados del triángulo rojo, que se caracterizan por el robo de hidrocarburos a través de tomas clandestinas; Guanajuato, Puebla y el Estado de México son los más afectados, pero recuerda que no se debe olvidar que continúan los asesinatos en Ciudad Juárez, Chihuahua, y que algún asesinato puede suceder dentro de nuestro entorno.

La activista dijo que la mayoría de los casos son por ejecución con armas de fuego e incluso tiene registro de armamento de entrenamiento militar, además de que son torturadas, maniatadas, embolsadas y sus cuerpos expuestos en la vía pública.

“Debe de haber más casos de feminicidios, lo que pasa es que no siempre se registran, porque son encontradas en lugares alejados como carreteras o caminos de terracería”, afirmó.

Señaló que en la mayoría de los casos las mujeres mantienen una relación directa con alguien perteneciente a grupos de crimen organizado, por lo que también deben ser investigados con perspectiva de género; sin embargo, dijo, son tipificados como homicidios o suicidios.

“En el caso de Sandra, la joven de Tlatelolco, hubo mutilación extrema, violencia y exposición en la vía pública porque su cuerpo fue esparcido y al final su agresor recibió una sentencia de 50 años de prisión porque fue calificado como homicidio”, ejemplificó.

La geofísica María Salguero añade que su intención es estudiar una maestría en Ciencia de Datos y presentar su mapa como su proyecto para ingresar y desarrollarlo a futuro.

La activista expresa que su vida cambió totalmente, pues dejó su comercio e incluso algunas amistades han desaparecido, pero asegura que su labor es por convicción y no tiene miedo de continuar.

Señala que mantiene contacto con familiares de las mujeres asesinadas que aparecen dentro de su mapa Los Feminicidios en México para evidenciar que fueron víctimas del fenómeno que se vive en el país y el cual aumenta cada año.