El presidente Andrés Manuel López Obrador informó, en su conferencia de prensa en Palacio Nacional, que el próximo jueves o a más tardar la próxima semana, se podría firmar un acuerdo con los empresarios que mantienen contratos vigentes con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para construir gasoductos. Afirmó que las negociaciones avanzan en buenos términos, con el propósito de renegociar los lineamientos de los convenios.

Por otra parte, el Presidente afirmó que la jefa de la gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, está atendiendo el tema de la inseguridad en la capital del país. Dijo que no habrá represión y se respetará la libre manifestación.

Pidió no vandalizar los monumentos históricos como el Ángel de la Independencia, y también llamó a respetar el trabajo de los medios de comunicación, esto luego de los hechos violentos que se registraron en la marcha feminista del viernes pasado.

En otro tema, López Obrador reconoció que a su conferencia matutina acuden personas que no son periodistas, es decir, que no tienen una formación universitaria y una cédula profesional, pero dijo que por el simple hecho de tener un canal en Internet, ya son informadores. Todos pueden participar, aseguró. López Obrador dijo, sin embargo, que su Gobierno no financia a esas personas que acuden a las matutinas.

Dijo saber que hay personas que dicen ya estar hartas del sermón diario en las conferencias matutinas, y esperarían que estas terminaran, aunque refirió que se tendrán que aguantar porque esto no ocurrirá.

Acerca de la detención, y luego liberación en Argentina, del empresario Carlos Ahumada, López Obrador dijo que no tiene ningún propósito de vengarse de ese personaje, a pesar de que este admitió que se reunió en su momento con Carlos Salinas de Gortari, para dañarlo políticamente. “Nada de venganzas”, dijo.