El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que “hay mano negra” detrás de las manifestaciones de los elementos de la Policía Federal (PF).

Mediante un video grabado en la biblioteca de su domicilio, el presidente cuestionó que los elementos inconformes expresen desacuerdo con pasar a la Guardia Nacional, cuando su gobierno ya les garantizó que no tendrá afectación en su salario, prestaciones y antigüedad.

“Se amotinan, toman las calles. Ofrezco una disculpa a los ciudadanos por las molestias que se ocasionan, pero quiero decir que no hay ningún motivo, ninguna razón. No es una causa justa, no se está despidiendo a ningún policía federal. Lo que está sucediendo es que están pasando voluntariamente a la Guardia Nacional —alrededor de 10,000— que han pasado las pruebas, porque no se acepta a cualquiera”, aseveró.

Cuestionó que los inconformes digan que no quieren ser evaluados por los militares, cuando se trata de que los mejores elementos formen parte de la Guardia.

“No van a poder estar en la Guardia Nacional, pero van a seguir trabajando en la Policía Federal. No se va a despedir a nadie, y mantienen sus prestaciones. Entonces, ¿por qué las manifestaciones? ¿Está raro, no?”, se preguntó.

El primer mandatario expresó que la Policía Federal “se creó hace como 20 años y no se consolidó. Se echó a perder, y con más intensidad se pervirtió en el tiempo que estuvo en la Secretaría de Gobernación”.

Sin embargo, López Obrador dijo que los elementos de la Policía Federal están en su derecho de expresarse, y pidió a los ciudadanos comprender, pero que su gobierno no reprimirá las manifestaciones.

Mientras, por la mañana, en Palacio Nacional el mandatario federal consideró que las protestas son porque algunos elementos estaban “mal acostumbrados”, y porque forman parte de “resistencias” dentro de una institución que “estaba echada a perder”.

Dijo que, si bien ya desapareció el área de Protección Federal de la PF, habrá elementos que todavía se encarguen de esa tarea.

Indicó que la incorporación a la Guardia Nacional es voluntaria y que quienes no quieran o no pasen controles pueden hacer tareas de resguardo en instalaciones federales.

“Decirle a los de la Policía Federal que no se va a despedir a nadie, que van a tener sus mismos sueldos, sus mismas prestaciones, que no se va a obligar a nadie a que pase a otra corporación. El proceso que se está llevando a cabo para que la Policía Federal, para que los elementos de la Policía Federal pasen a formar parte de la Guardia Nacional, es voluntario.

“Hay otras tareas que se van a seguir llevando a cabo desde la Secretaría de Seguridad Pública. Por ejemplo, el gobierno, que era otro negocio que tenían unos cuantos, contrataba vigilantes o policías para cuidar instalaciones. Llegaron a contratar 50,000 elementos de la policía privada para cuidar a funcionarios del mismo gobierno o instalaciones del gobierno”, mencionó.