En la Cámara de Diputados no hay quien le haga sombra. Ejerce el poder sin contrapeso alguno.

Experto en el arte de la negociación política, Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, manda en San Lázaro.

En materia de confección de leyes, hace y deshace.

Entre priístas se decía que el también priísta, Jesús Murillo Karam, el más cercano colaborador del presidente Enrique Peña Nieto en la Cámara de Diputados, tenía entre sus encargos cuidar que Beltrones respetara los acuerdos del partido; con Murillo fuera de la Cámara Baja (ayer asumió el cargo de Procurador de la República), la pregunta de varios es quién es el contrapeso de Manlio.

La respuesta la dan los propios diputados: sus más acérrimos adversarios de los partidos de izquierda y sus copartidarios le reconocen capacidad a toda prueba en la búsqueda de consensos.

Dos situaciones nos hablan de su poder: concluida la votación en lo general y particular de la reforma laboral, cuya minuta fue devuelta a la Cámara Alta tras corregirle la plana a los senadores, Manlio Fabio salió del recinto legislativo entre aplausos, felicitaciones y reconocomientos de viva voz de propios y extraños. En las reuniones de la Junta de Coordinación Política, el máximo órgano de gobierno en la Cámara Baja, según comentan quienes asisten a esos encuentros privados, quien lleva la voz cantante es el sonorense, a pesar de que quien preside de manera formal las reuniones es Luis Alberto Villarreal García, coordinador de la fracción parlamentaria del PAN.

Tampoco el coordinador del PRD, Silvano Aureoles, ha logrado imponerse en una negociación que interese a su partido.

Por supuesto que sabe negociar, es confiable y cumple sus acuerdos, coinciden, cada uno por su lado, Alberto Anaya Gutiérrez, Arturo Escobar y Vega y Lucila Garfias Gutiérrez, sus homólogos del PT, PVEM y Panal.

Para el petista, la larga trayectoria política del exgobernador de Sonora le permite tener un gran colmillo.

Y es que Beltrones Rivera, recuerda Anaya, no solamente ha sido funcionario del gobierno federal, sino Gobernador de su estado natal, y legislador en varias ocasiones, tanto en la Cámara Baja como en la de Senadores.

La palabra parlamento viene de parlar, dialogar, buscar acuerdos, hacer negociaciones. Y, desde luego, él es una gente experimentada en esa área .

El neoleonés admite que en San Lázaro no hay quien confronte a Manlio Fabio. Aquí también hay buenos compañeros que trabajan todos los temas, pero él tiene una larga trayectoria, un gran colmillo .

Su capacidad para el acuerdo, dice, no es sólo por encabezar la fracción parlamentaria más numerosa, aunque ése es un factor que sí le ayuda. En coalición puede tener mayoría simple, y eso le da mayor capacidad negociadora .

¿Como negociador, Manlio Fabio es duro?

Él maneja distintas modalidades, y lo hace bien. Mi relación con él siempre ha sido cordial... salimos de la misma escuela, de la UNAM. Nos entendemos bien.

Consultado sobre el tema, Escobar y Vega describe a Beltrones como un político de un gran empaque nacional, un hombre con una extraordinaria experiencia que sabe construir acuerdos y conciliar posiciones encontradas.

Es un hombre absolutamente confiable. Aparte de ser un buen amigo, es un hombre que tiene el talento para acordar inclusive posiciones polarizantes .

Ser integrante del grupo minoritario mayoritario, permítaseme el término , y del mismo partido del Presidente de la República, amplía, no merma la gran capacidad que tiene Beltrones para poder negociar iniciativas, decretos y construir acuerdos .

Por su parte, Garfias Gutiérrez comenta que la relación de Manlio con la bancada del Panal ha sido cordial, cercana, aunque no ha dejado de haber estira y afloja para alcanzar acuerdos.

Mucho depende de la voluntad política y de la habilidad que se tenga para poder avanzar. La relación con nosotros ha sido buena. (Manlio) Es duro, como todos los que estamos aquí; sin embargo, en el momento que se ponen las razones, los argumentos y, obviamente de acuerdo con la disponibilidad que hay en torno de lo que se plantea, hay la posibilidad de llegar a acuerdos. Con nosotros (Manlio) ha cumplido .

[email protected]