Monterrey.- Los cuatro mandos penitenciarios y 18 custodios del penal de Apodaca, separados de sus cargos por la muerte de 44 reos y otros 30 que se fugaron, declaran ante la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), donde se espera se les consigne por los delitos de corrupción y complicidad.

Una fuente del gobierno de Nuevo León señaló que en los separos de la corporación policiaca rinden declaración Ernesto García Guerrero, comisario General de la Agencia de Administración Penitenciaria; Gerónimo Miguel Andrés Martínez, director del Penal de Apodaca.

También, comparecen en calidad de presentados para investigación Juan Hernández Hernández y Oscar Deveze Laureano, subdirector y jefe de Seguridad del mismo penal apodaquense, respectivamente.

En las mismas circunstancias se encuentran declarando 18 custodios o celadores que estaban de turno al momento de los disturbios penitenciarios, la madrugada del domingo.

En el transcurso de las próximas horas, concluidas las declaraciones en la AEI, a los funcionarios penitenciarios y sus subalternos se les podría dictar arraigo o formal prisión por su responsabilidad en los hechos violentos y fuga de delincuentes.

"Lo más probable es que se les consigne penalmente", citó la fuente gubernamental a Notimex.

Ante la presunción de que los 22 investigados tuvieron colaboración de alguna forma en los hechos, durante la mañana el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz manifestó: "para nosotros es duro confirmar que la traición la corrupción y la complicidad de algunos puede entorpecer el trabajo y la entrega de los buenos policías, militares y marinos que a diario arriesgan la vida por la seguridad de los nuevoleoneses".

MIF