Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa, descartó cualquier acción de su gobierno o de la policía estatal que resultara en la protección del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo , detenido en un operativo de inteligencia entre el gobierno mexicano y la DEA durante la noche madrugada del viernes-sábado pasado.

El gobernador quiso refrendar su postura de que Sinaloa jamás ha protegido a delincuentes, luego que desde hace una década distintas versiones periodísticas y personajes de la región habían venido afirmando que el gobierno local protegía de alguna manera o soslayaba una posible estancia de El Chapo Guzmán en territorio sinaloense.

Alguien puede señalar que este personaje gozaba del apoyo y la ayuda de algunas autoridades, pero en los últimos tres años, todas las operaciones que se hacen en Sinaloa de mis policías están vigiladas por el Ejército y la Marina, porque la terminal espejo de C-4 está en todas las áreas de la novena zona (militar) del norte y en el centro, de tal forma que cualquier llamada, cualquier video o cualquier acción que haga nuestra policía tiene que estar vista y supervisada por los otros entes .

(El Chapo) era un hombre inteligente que buscaba siempre la manera de escapar de las autoridades. Fueron 13 años en los que pudo andar prófugo, pero finalmente escapó , dijo el gobernador de Sinaloa a la cadena Televisa.

Con información de Noticieros Televisa.

nlb