Acapulco.- El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta Naranjo, rechazó tajantemente la versión de que la PGR determinó que no hubo espionaje telefónico en las instalaciones de San Lázaro.

En entrevista, calificó de "mala leche" e "infamia" que se haya filtrado un supuesto informe preliminar de la Procuraduría General de la República (PGR), sobre una investigación reservada con el peritaje que se efectuó anoche en las oficinas señaladas por el perredista.

En el marco de la Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del PRD que se lleva a cabo en este puerto, insistió en que oficialmente no tiene información al respecto pero se comunicará con la procuradora general de la República, Marisela Morales.

"Anoche hicieron los peritajes, eso sí me consta, porque les autorizamos la entrada, pero que ya se tenga el dictamen y se diga que es negativo la verdad es mala leche", expresó.

Por ello, sostuvo que se comunicará con Morales Ibáñez "'para saber si es cierta la versión o si es una volada, no he visto ningún boletín".

Visiblemente molesto, rechazó que con el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Armando Ríos Piter, hubieran "sembrado" cables para hacer dicha acusación de espionaje o que se trate sólo de una remodelación de sus oficinas.

Abundó que aportaron todas las pruebas del presunto espionaje que encontraron, "pruebas que hemos aportado, documentos, aparatos, micrófonos, y no las podemos andar divulgando, porque son parte de una investigación reservada".

MIF