Magistrados que estarán encargados de validar o anular los comicios federales de julio próximo firmaron ayer un decálogo de compromisos con los que prometieron apego a los principios de certeza, legalidad, imparcialidad, independencia, objetividad, transparencia, profesionalismo, excelencia e integridad en las decisiones que se adopten .

En Boca del Río, Veracruz, se comprometieron a motivar de manera razonada las sentencias, con fundamento en la prueba de los hechos. También a ejercer políticas de gasto público de manera responsable; contribuir a hacer efectivo el derecho ciudadano de votar y ser votado, y hacer efectiva la competencia justa y equitativa.

Asimismo, encabezados por el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro Luna Ramos, los magistrados electorales prometieron resolver con moderación y prudencia las controversias entre partidos para consolidar la democracia.

Fomentar la cortesía y el respeto entre todos los órganos electorales (...) partidos políticos y organizaciones , indica el punto siete.

En octavo lugar, tornar efectivo el principio del federalismo judicial electoral. Además de fortalecer el diálogo entre los diversos órganos del Estado mexicano y en el punto 10 se comprometen a elaborar el buen funcionamiento del conjunto de las instituciones judiciales electorales, aportando responsabilidad, conocimiento y voluntad institucional .

jmonroy@eleconomista.com.mx