El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, aceptó que tiene diferencias con el presidente Felipe Calderón por el entendimiento de cómo deben, el partido y el gobierno, funcionar de manera armónica .

Expuso que hay diferencias en concepciones y puntos de vista, pero hay comunicación estrecha. Rechazó que Acción Nacional haya tenido candidatos pigmeos , como se presume que advirtió Calderón. Creo que tuvimos extraordinarios candidatos , dijo.

Aseguró que después del Consejo Nacional, programado para el sábado, se definirán los nombres de los coordinadores parlamentarios y destacó que no hay cargadas para la designación.

El PAN tiene una cultura distinta, el vértigo por el vértice y las cargadas no son nuestra cultura, no son del panismo. Creo que gran parte de la reflexión es reencontrarnos como partido demócrata y democratizador y vivirlo plenamente , añadió.

También habló sobre el lema diferente de la candidata Josefina Vázquez Mota, quien no motivó ni a los panistas por una falla de comunicación . Destacó que fue una propuesta colectiva y fue bien vista en el inicio, aunque se pensó en ponerle un atributo secundario.

Afiliación menos laxa

Las reglas que se pretenden modificar en la Asamblea Nacional Extraordinaria son las mismas que en abril del 2008, con Germán Martínez, facilitaron el ingreso y abrieron la elección de candidatos a miembros adherentes.

Entonces, inclusive se permitió la conversión de adherentes a activos de manera inmediata, sin esperar a que pasaran los seis meses que establecía el anterior estatuto; también impuso un Registro Nacional de Miembros y retiró la facultad de admitir militantes a los comités estatales y municipales.

Para Javier Corral es necesario rectificar, pues en aquella época el calderonismo tenía fuerte presencia en el Consejo Nacional.

Javier Lozano insiste en revisar la afiliación para militantes que tengan convicción y no recibir traiciones o que se vendan al mejor postor en elecciones.

politica@eleconomista.mx