Cuatro estados del país concentran más de la mitad de los homicidios cometidos en contra de periodistas en los últimos 15 años.

Tanto Veracruz como el estado de Chihuahua ocupan el primer lugar de crímenes de comunicadores. En ambos estados se han registrado 16 agresiones, respectivamente, de acuerdo con cifras de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, de la PGR.

De acuerdo con el Registro de Homicidios de Periodistas de esta instancia de gobierno, con datos de enero del 2000 al 31 de agosto del 2015, el segundo sitio de agresiones lo ocupa Tamaulipas con 13 crímenes, y el tercero el estado de Guerrero con 11 homicidios. Las cuatro entidades suman 56 asesinatos; es decir, 54% del total que se suscitaron en 15 años (una suma de 103 homicidios).

El año más violento, en este periodo de 15 años, fue el 2010, cuando se registraron 13 agresiones contra representantes de medios de comunicación. En el 2015, la fiscalía de la Procuraduría General de la República sólo cuenta con el registro de un caso, suscitado en Veracruz.

Conforme a la PGR, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión es la autoridad encargada de dirigir, coordinar y supervisar las investigaciones y, en su caso, perseguir los delitos cometidos en contra de quienes ejercen la actividad periodística o se cometan en razón del ejercicio de derecho a la información o de libertad de prensa y expresión.

La fiscalía, además, tiene como objetivos brindar atención a las víctimas del delito; realizar una sistematización de la información contenida en las averiguaciones previas y procesos; promover una cultura de prevención del delito, de respeto y difusión de los derechos relacionados con la libertad de expresión y el derecho a la información; proteger la seguridad de los comunicadores y otorgar medidas cautelares o de protección, así como gestionarlas ante las autoridades locales competentes, detalla en su sitio electrónico.