En Los Pinos todo estuvo en relativa calma durante la jornada electoral. Elementos del Estado Mayor Presidencial salieron temprano mientras el presidente Felipe Calderón se repartía entre el hospital, con su esposa, y en las salas de Los Pinos donde se enlazabancon su gabinete de seguridad.

A las 6 de la tarde el Mandatario aún no grababa el mensaje que daría sobre la jornada electoral, cuyos resultados ya parecían darle ya la ventaja a Enrique Peña Nieto, candidato del PRI, partido que el PAN había quitado del poder en el 2000 luego de 70 años de gobierno.

Calderón fue a votar minutos después de la 1 de la tarde, pero pasó al Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial por Margarita Zavala, quien recayó tras una operación en el ojo derecho. Ambos llegaron con sus tres hijos a la Escuela Primaria El Pípila, frente a la residencia oficial de Los Pinos, donde el Presidente llamó a los ciudadanos a denunciar ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales cualquier irregularidad detectada durante los comicios.

Antes y después de que el Presidente y su esposa votaran, en Periférico, justo al lado de la escuela primaria, una decena de mujeres en bikini pidió a los ciudadanos votar por el Partido Auténtico Libre de Ojetes (PALO).

El Mandatario sostuvo todo el día reuniornes virtuales con su gabinete de seguridad nacional para revisar la tranquilidad de los comicios.

Esta vez no hubo desfile de funcionarios para reunirse en Los Pinos con el presidente de la República. Antes de que se supiera oficialmente que su partido, el PAN, quedó en tercer lugar la oficina presidencial ya lucía sola.