Andrés Manuel López Obrador garantizó que la elección extraordinaria para elegir al gobernador serán limpias y libres, por lo que pedirá a las fiscalías General de la República y la electoral que sean vigilantes y, con ello, demostrar que es posible elegir de manera democrática a las autoridades.

De gira por el municipio de Huauchinango, señaló que Puebla vivió una elección cuestionada que confrontó a los poblanos y después la desgracia en que perdió la vida la gobernadora Martha Erika Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle y tres personas, situación que calificó de lamentable. 

"Tenemos que salir adelante y enfrentar todas las adversidades y superarlos y unirnos todos y ahora en un momento de normalidad ya se empieza a vivir con el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido, quien va a estar por cinco meses en lo que se convoca a nuevas elecciones", mencionó.

Celebró que por unanimidad se haya elegido a Guillermo Pacheco, con una abstención, habla que se llevo confianza y consenso para hacerse cargo y le deseó que le vaya bien con el apoyo de los ciudadanos. 

Dijo que es momento de acabar con la práctica de la entrega de despensas de frijol con gorgojo, y ya no se trafique con la pobreza de la gente y no se utilice el dinero de los ayuntamientos y Gobierno estatal y federal para favorecer a ningún candidato ni partido político, se destierre el fraude electoral y se respete la voluntad del pueblo.

Advirtió que estará pendiente como jefe del gobierno del estado mexicano para que haya democracia, respetando la autonomía de la Fiscalía General Federal y la Electoral, a cuyos titulares les pedirá que cuiden el proceso electoral en Puebla y no se permita ningún fraude. 

Apoyo a sectores desprotegidos

Sobre el evento, López Obrador afirmó que habrá apoyos para los sectores más desprotegidos, como son los niños con discapacidad, los jóvenes que no estudian ni trabajan, así como las personas de la tercera edad, además de los campesinos, quienes tendrán ayuda económica y créditos para quienes quieran emprender un pequeño negocio.

Afirmó que como ya no habrá corrupción, se ahorrará mucho dinero del presupuesto que se destinará al bienestar del pueblo y nadie tendrá necesidad de robar, porque ahora tendrán beneficios y mejores condiciones de vida y de trabajo.

Sostuvo que recibió un banco (Bansefi) pequeño, que ahora no tiene mucha presencia y se va a convertir en el banco de Bienestar, porque habrá sucursales en los pueblos más apartados del país, para que con la tarjeta saquen el recurso, ya no habrá intermediarios, porque ahora va a ser directo.