El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su administración decidió ya no utilizar el herbicida glifosato en sus programas agrícolas, mientras que en un lapso de cuatro años se reducirá gradualmente su uso en la industria privada hasta que se elimine por completo su implementación.

“En este caso, nosotros decidimos no usar este agroquímico en nada que tenga que ver con el gobierno; por ejemplo, en Sembrando Vida no se usa, no se va a usar y limitarlo sólo a la producción particular”, dijo en conferencia diaria de este miércoles.

La polémica sobre este agroquímico surgió a raíz de la filtración de un audio en donde el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo, acusó a miembros del gabinete presidencial de obstaculizar la prohibición del herbicida glifosato por intereses empresariales.

López Obrador aclaró que se llegó al acuerdo de ir reduciendo los volúmenes de producción año con año, ya que “no podríamos quitarlo así de un golpe, no se podría, se nos caería la producción de alimentos y de productos, tendríamos que importar y también productos y alimentos que se cultivan con estos agroquímicos”, expuso.

Por ello, se decidió que el gobierno no lo contemple en ninguna dependencia federal, con miras a que en cuatro años sea eliminado totalmente en el país, al tiempo que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) buscará opciones alternativas a este herbicida.

El mandatario reconoció que el cambio no es sencillo, ya que hay países que han intentado buscar opciones y “no han podido, pero nosotros estamos obligados a invertir para buscar opciones, para buscar alternativas”.

El presidente aceptó que hubo una discusión entre el secretario de Agricultura, Víctor Manuel Villalobos, y el secretario del Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo, por el tema. Sin embargo, dijo que el debate al interior de su  gobierno es de forma sana.

“Ojalá y se transparentaran todas las discusiones que se dan para tomar decisiones al interior del gobierno, que se conocieran. Es un gobierno democrático, con opiniones distintas”, aseveró.

Cabe señalar que la Agencia Internacional de Investigación de Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud clasificó como un potencial cancerígeno al glifosato, además de ser ligeramente tóxico en organismos como insectos, aves y especies marinas.

Esta semana el Conacyt publicó un informe sobre el glifosato en México en donde indica que se han encontrado residuos del químico en niños, adolescencentes y adultos en localidades de Campeche, Yucatán y Jalisco.

[email protected]