Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció esta mañana que su país cobrara un arancel de 25% y 10% a la importación de acero y aluminio, proveniente de México, Canadá y otros países de Europa, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) pidió al gobierno mexicano tener firmeza ante esa decisión de EU, pero al mismo tiempo no caer en una guerra comercial.

Durante un mitin esta mañana en Uriangato, Guanajuato, López Obrador dijo que el gobierno mexicano debe dialogar con su contrapar de Estados Unidos, ser firme, pero sin caer en la trampa de la guerra comercial.

“El gobierno de México debe responder con firmeza, y al mismo tiempo no caer en la trampa de la guerra comercial. No meternos a una guerra comercial, porque desgraciadamente está muy endeble nuestra economía, porque estos políticos dejaron de apoyar actividades productivas y tenemos dependencia del extranjero.

“Actuar con firmeza, pero al mismo tiempo mantener las relaciones de comercio con Estados Unidos y para esto es muy importante el diálogo, que no haya ruptura, que no haya guerra comercial, que se busque una salida digna, y que beneficie a los dos países. Hay que hacer entrar en razón a Donald Trump, de que es necesaria la comunicación, la colaboración, para el desarrollo de Estados Unidos y México.

“Y que poco a poco se vaya pensando en reconvertir la economía nacional, porque no ha funcionado que sólo se esté poniendo todo el interés en la relación con Estados Unidos.  No se pueden poner todos los huevos de la gallina en una canasta”, comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx