El presidente Andrés Manuel López Obrador validó que la actividad industrial en abril tuvo una caída de 25.1% respecto a marzo, como lo dio a conocer el Inegi. Sin embargo, al relevarse también que en mayo se perdieron 344,526 empleos, López Obrador dijo confiar en que el país ya tocó fondo en la crisis económica producida por el coronavirus (Covid-19).

“Yo espero que en este mes de junio ya la pérdida de empleos sea mucho menor y mi pronóstico es que agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, ya vamos a levantar (…) estamos ya tocando fondo y vamos a levantar, nos vamos a levantar pronto. Ese es mi planteamiento”, dijo.

Durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador validó el reporte del jueves del INEGI, respecto a que la caída de 25.1% en la actividad industrial fue mayormente en la construcción y las industrias manufactureras. En el acumulado de los cuatro primeros meses del año, la caída es de 9.3, señaló el Inegi.

“Esa caída que registra el Inegi es así, es un mes en que hubo ese porcentaje. Eso nosotros lo tenemos medido y es sencillo también de apreciarse. Se paralizó completamente el país con la pandemia, nada más el consumo de gasolinas se redujo en cerca de 70%, la turbosina se redujo en 90% en abril y en mayo no se ha recuperado.. Pero esos datos sí obedecen a la realidad, a la amarga realidad que se tiene en materia económica. Yo espero que poco a poco nos recuperemos. Ya creo que tocamos fondo y que vamos a ir hacia arriba”, dijo.

Previo a que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que en mayo se perdieron 344,526 empleos derivado de la pandemia de Covid-19, lo que representa una caída de la tasa mensual de 1.7%, el presidente López Obrador consideró que es un dato revelador, dado que en abril se reportó la pérdida de 555,000 empleos formales.

“Junio está mejor; en estos primeros días, porque se abrió la actividad económica de manera cuidadosa en minería, en industria automotriz, se habían dejado de producir automóviles, se paró completamente y ya empezaron a producirse automóviles, a partir del día 1 de este mes; y ayudó mucho también la apertura con protocolos de la industria de la construcción”, dijo el mandatario federal.

El mandatario federal admitió que, “nunca ha habido en la historia de México, ni en la Revolución, una caída del 30% en la economía, lo más que cayó hasta ahora en un año la economía fue en 1995 con (Ernesto) Zedillo. (…) Y luego hubo otra caída, creo que con (Felipe) Calderón, 2008-2009, creo que fue del 4-5%, por ahí. Y nosotros en el primer trimestre, claro, todavía no estaba lo más fuerte de la pandemia, caímos 1.2, 1.2 y yo espero que la caída sea menor, no de que sea de menos 1.2, no quiero que me vayan a malinterpretar, pero que no sea tan pronunciada y que podamos rápido, pronto, retomar el crecimiento”, expuso.

[email protected]