Andrés Manuel López Obrador aseguró que no promoverá modificaciones al marco legal mexicano en materia económica, financiera o fiscal durante la primera mitad de su sexenio, luego de que senadores de su partido, Morena, presentaron en la víspera una inesperada iniciativa para limitar el cobro de comisiones bancarias.

López Obrador, que asumirá la presidencia el 1 de diciembre, dijo que su administración respetará la "libertad" de los otros poderes públicos y aseveró que no "dicta línea" a sus aliados en el Congreso, donde su partido tiene mayoría tanto en la cámara de senadores como en la de diputados.

"No vamos nosotros a hacer ninguna modificación al marco legal que tiene que ver con lo económico, financiero y fiscal en esta primera etapa de gobierno", dijo en conferencia de prensa.

"El Ejecutivo no va a promover ninguna iniciativa (...) en tres años no habrá ninguna iniciativa para modificar el marco legal en bancos y financieras. ¿Más claro todavía?", agregó.

Mario Delgado, líder de los diputados de Morena, el partido de López Obrador, dijo el viernes que no habrá más "sorpresas" luego de que la agrupación política presentara la inesperada iniciativa, que golpeó con fuerza a las acciones de los bancos y arrastró a la bolsa local.