El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT, PES) afirmó que no tiene ningún pleito con los empresarios que hacen negocios lícitos en el país y dijo que sus adversarios, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, distorsionaron la diferencia que tiene únicamente con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios.

“Quiero aclarar que yo no tengo ninguna diferencia, ningún pleito con los empresarios de México”, dijo López Obrador al término de un mitin en Puerto Progreso, Yucatán.

El político tabasqueño reiteró que sí tiene una diferencia con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), pues insistió en que se han enriquecido a costa del pueblo. Sin embargo, López Obrador se dijo dispuesto a reunirse con este grupo empresarial si aceptan dejar de hacer negocios al amparo del poder.

 “Hay algunos que tienen intereses económicos y políticos y están provocando este enfrentamiento que es, yo les diría, artificial, es parte de la propaganda en contra nuestra, nosotros respetamos mucho a los empresarios de México. Me he reunido con todos los empresarios y con los comerciantes; con los empresarios de los municipios del país llevo muy buena relación, pero hay un grupo que no quiere el cambio, porque se han beneficiado de la política de pillaje y de saqueo”, sentenció.

“Ellos han sacado provecho personal, y no quieren dejar de robar y no quieren dejar de mandar, quieren seguir teniendo el privilegio de mandar. Entonces, están muy nerviosos, desesperados, porque la gente quiere un cambio verdadero, pero lo único que puedo decir es que soy respetuoso de los empresarios, que no tengo problema con los empresarios, que no tengo pleito.

“Con los que son verdaderamente empresarios, que no trafican con el poder, que no se han hecho inmensamente ricos al amparo del poder, no tenemos nosotros ningún problema;  el que invierte, el que genera empleos, el que apoya el desarrollo del país y lo hace de manera honrada, merece respeto. Yo estoy en contra de la riqueza mal habida, en contra de la corrupción, no en contra de los empresarios”, afirmó.

Al candidato presidencial de Morena, PT y PES se le preguntó si hay una salida al pleito específico con el Consejo Mexicano de Negocios.

“Nosotros vamos a estar abiertos al diálogo siempre; es amor y paz”, respondió.

Luego se le preguntó si no fue un exceso su mensaje contra los miembros del CMN.

“No (fue un exceso), es que de vez en cuando hay que hacerles ver, tienen que aprender que no son los dueños de México. Que es el pueblo de México el único amo que existe en el país, entonces, es mucha arrogancia que se esté reuniendo una cúpula y que quieran detener y frenar el cambio en el país, luego de que ellos han llevado a México a esta grave crisis económica y social, pero ahora de manera mañosa, deshonesta están queriendo decir que estamos nosotros en contra de todos los empresarios, de todos los empresarios; no es cierto, estamos en contra de la mafia del poder”, aclaró.

¿Nunca podría haber un acuerdo con ellos? -se le preguntó.

“Claro que sí, siempre y cuando se respete el Estado de Derecho y se haga el compromiso de que ya no van a seguir medrando al amparo del poder público,  que van a hacer negocios legales, que no van a utilizar el tráfico de influencias como lo han hecho, porque Claudio X. González viene de la época de Salinas, fue asesor económico de Salinas, es un grupo que se ha beneficiado mucho con la política de pillaje y también los comprendo, ellos quisieran que continuara este régimen podrido, corrupto, pero ya la gente no quiere que siga lo mismo”.

¿Se reuniría con ellos?

“Sí, con todos, no tengo enemigos, tengo adversarios”.

Hay una invitación para junio…

“¡Ah! Si me invitan voy sin ningún problema, sin ningún problema. Yo siempre digo lo que pienso, no tengo un doble discurso, no soy hipócrita”, aseveró.

Al candidato presidencial también se le preguntó acerca de lo dicho este viernes por el escritor Mario Vargas Llosa, quien dijo que de ganar las elecciones, podría orillar a México a “un desastre”.

A respeto, el candidato presidencial, comentó: “Vargas Llosa es un buen escritor, pero un mal político”.

López Obrador estuvo acompañado en su gira este viernes en Yucatán por los ex presidentes nacionales del PAN, Germán Martínez y Manuel Espino,  a quien nombró coordinador de enlace con las organizaciones sociales.

“Me da mucho gusto que se hayan decidido Manuel Espino y Germán Martínez unirse al movimiento”, finalizó López Obrador.

[email protected]

 

 

rrg