La Paz.- Cerca de 13,000 habitantes de los municipios de Loreto, Comondú y Los Cabos, declarados como zonas de emergencia, son atendidos por el gobierno del estado a través de sus diferentes dependencias.

El director estatal de Protección Civil, Carlos Enrique Rincón, dijo que el 10% de la población resultó afectada, especialmente en el municipio de Los Cabos, en donde existen asentamiento irregulares.

El funcionario estatal expresó que se está atendiendo a los ciudadanos, en tanto se acceden a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Se obtuvo, dijo, una declaratoria por ser zonas de emergencia derivadas de las lluvias severas producidas por una zona de inestabilidad generada en días pasados que impacto a todos los municipios del estado pero con mayor intensidad a tres de ellos .

La mayor pérdida registrada es en las zonas de alto riesgo, en donde las familias, principalmente, vieron dañadas sus viviendas que son de materiales frágiles como madera, lo cual obliga a apoyarlos en lo inmediato, aseveró el funcionario.

Fueron afectadas alrededor de 13,000 familias de los tres municipios, dijo, y a través del Fonden se harán llegar a todos los que necesiten, apoyos en despensas, cobijas, láminas y demás materiales necesarios para la reconstrucción de sus viviendas .

Puntualizó que en tanto se concreten estos apoyos, se trabaja en atender las prioridades que se registran, como es la comida y los acceso a muchos lugares que quedaron dañados.

mac