“Pruebas”, se leía en el cubrebocas que la senadora Alejandra Reynoso (PAN) portaba desde el arranque de la reunión; sus correligionarias la emularon enseguida.

“OMS=Gatell. DEA=Calderón. ¿Quieren más pruebas?”, improvisaron también, dos horas después y en respuesta, las senadoras de Morena a través de carteles.

La comparecencia virtual de Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, ante los coordinadores de los ocho grupos representados en la Junta de Coordinación Política del Senado, y en total más de medio centenar de senadores, para informar del estado que guarda la pandemia del coronavirus en México, derivó en confrontación verbal entre anfitriones e invitado.

“Sí, sí vamos a hacer más pruebas... No. No nos arrepentimos...”, respondió el compareciente a los cuestionamientos formulados por Dante Delgado, coordinador de MC, y las senadoras Reynoso y Nuvia Mayorga (PRI), entre otros, quienes insistieron en la aplicación de pruebas suficientes para tener una dimensión real de la propagación del virus y rastrear las cadenas de transmisión y los casos asintomáticos, ante la reanudación de actividades, el próximo 1 de junio, terminada la jornada de confinamiento social.

“¿Fue un error o una mentira descalificar y obstruir el uso de pruebas avaladas por la FDA en Jalisco, hace dos meses, cuandola propia doctora (Claudia) Sheinbaum ha anunciado que las implementará en la Ciudad de México? Si se han equivocado, vale la pena reconocerlo y sumar esfuerzos. Si ha ocultado la verdad, le ruego deje de hacerlo. Entienda que, sea por error o por faltar a la verdad, sus decisiones han cobrado vidas que podrían haberse salvado... México no ha domado la pandemia y el fin no está cerca aunque se pretende afirmar lo contrario”, planteó el emecista.

Reynoso fue severa: “El presidente (Andrés Manuel López Obrador) ha tenido una serie de comentarios desafortunados, como que ‘el coronavirus no es grave’, ‘sigan abrazándose’... de hecho, lo llegó a poner a usted en tela de juicio con un pésimo comentario, carente de información, que lo obligó a usted a contestar ‘más menos’. Todo esto, cuando ya era una emergencia seria... ¿Se arrepiente de no haber señalado los errores del presidente, diciendo lo que era realmente correcto y que pudo haber salvado muchas vidas?”.

López-Gatell respondió al “muy amable interrogatorio”, en lo que calificó como un “diálogo tan estimulante”, y a los “posicionamientos políticos”, luego de que Miguel Ángel Navarro (Morena), presidente de la Comisión de Salud, le dio la pauta al afirmar que el diagnóstico de cómo se encuentra el sistema nacional de salud debe ser histórico, no presente.

A la senadora Reynoso dijo que posiblemente tiene poca familiaridad con el Sistema Nacional de Salud y la salud en general porque su campo son las Ciencias de la Comunicación y las Relaciones Exteriores.

“Veo un reto, y aquí sí usted es la experta, no yo, de comunicación, cuando nos enfrentamos a una población con distintas perspectivas... (y) a la necesidad de comunicar un mensaje que, anticipadamente, pareciera estar en algunos segmentos de la población en poco deseo de escuchar”.

Mauricio Kuri, coordinador de los senadores panistas, reclamó a Ricardo Monreal, presidente de la Junta y coordinador de Morena, que el funcionario se haya dirigido de manera “muy fuerte” a su correligionaria, quien incluso se dijo víctima de “violencia de género y política” al intentar, sin éxito, intervenir de nuevo.

[email protected]