Al mediodía de este lunes, más de un centenar de uniformados, policías federales y estatales, llegaron al municipio de Nueva Jerusalén, Michoacán.

Hasta el momento las autoridades no han informado si el personal policiaco llevará a cabo algún operativo o se trata de simple presencia para evitar algún altercado.

Al cumplirse una semana del arranque del ciclo escolar, más de 270 niños de la Nueva Jerusalén no han podido iniciar clases.

Durante la semana pasada las autoridades estatales plantearon tres posibilidades para lograr que este lunes iniciaran las clases en esta población pero se desecharon las propuestas y no se han impartido clases.

Lo anterior derivó cuando grupos tradicionalistas destruyeron las dos escuelas que había en la zona e impidieron el inicio de clases el pasado lunes en una casa habilitadada como escuela.

Este grupo religioso se opone a que en las escuelas se imparta la educación laica, la cual, dicen, va contra sus principios.

Con información de Notimex

mac