La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recibió una solicitud de permiso para el consumo recreativo de mariguana en favor de seis ciudadanos, aunque la petición no fue acompañada de un amparo legal, reveló Mikel Arriola, titular del órgano regulador sanitario.

El funcionario recordó que hasta el momento la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el consumo lúdico de la hierba sólo ampara a los cuatro promoventes del recurso legal, aunque dijo que la Cofepris analizará todos los nuevos casos que lleguen a sus manos.

Para la Cofepris y para el resto de la población que reside en territorio nacional, la norma general es la prohibición , explicó en entrevista posterior a la presentación de la Cumbre Mundial de Agencias Reguladoras de Medicamentos.

Arriola Peñaloza explicó que hasta el momento no se les ha notificado a las seis personas que hicieron la solicitud la negativa, pero que cuentan con un plazo de tres meses para hacerles de su conocimiento la respuesta a su petición.

Destacó que la sentencia de una de la SCJN que le permitió a cuatro solicitantes producir mariguana para autoconsumo no crea un mercado legal para la mariguana y la Cofepris será encargada de regular que bajo las regulaciones establecidas se cumpla la sentencia tan sólo en los cuatro individuos amparados .

Por otro lado, la Cofepris dio respuesta positiva a la solicitud de los padres de la niña veracruzana Aline, de cuatro años de edad, para que puedan importar tratamientos con canabinol (un cannabinoide psicotrópico que se obtiene a partir de la mariguana) para la atención de su problema de epilepsia.

En el caso de Aline, la Cofepris respondió que los productos a base de cannabinol, con receta, sí pueden ingresar al país.