Gobernadores, expertos en protección civil, legisladoras y legisladores coincidieron en que es necesario revisar el ejercicio del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), pero descartaron la iniciativa de extinguirlo junto con 43 fideicomisos, como lo propuso la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados.

Durante el Parlamento Abierto para analizar la propuesta de reforma del Fonden, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, y de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, expresaron que el Fonden ha sido útil para atender los fenómenos naturales desde 1996, que fue creado como un mecanismo de prevención financiera.

El también presidente de la Comisión de Protección Civil de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Héctor Astudillo, dijo estar de acuerdo con que existan mayores precisiones en su tiempo de respuesta y mayor transparencia, por lo que solicitó que la iniciativa sea analizada a fondo.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, detalló que de acuerdo con la ONU, México es considerado entre los 10 países con más pérdidas derivadas de los fenómenos naturales.

Dijo que se puede mejorar su operación a través de comités de evaluación de daños y mejorar los mecanismos de transparencia en la asignación de recursos.

El coordinador de Protección Civil, David León, resaltó que “la austeridad y el combate a la corrupción son implacables justificaciones para hacer esta revisión, pero la corrupción no está en los instrumentos, sino en los servidores públicos que operamos esos instrumentos”.

El auditor superior de la Federación, David Colmenares, consideró necesario fortalecer el Fonden, y aseguró que ha habido simulaciones de desastres por parte de gobernadores.

Por la mañana, en su conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador exhortó a los legisladores federales a aprobar la iniciativa que permite extinguir los fideicomisos, al tiempo que aseguró que no habrá despidos de personal dentro de los centros de investigación, pese a los recortes presupuestarios.

El mandatario mexicano expuso que la propuesta de eliminar los fideicomisos se da ante el abuso y la discrecionalidad con la que eran usados, lo cual, aseveró, se puede probar.

Reiteró que su gobierno plantea “poner orden”, ya que se calcula que aproximadamente 250,000 millones de pesos “están así, regados en fondos y en fideicomisos”.

[email protected]