Integrantes del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), académicos y funcionarios llamaron a reforzar, así como reafirmar la confianza ciudadana en este sistema, a través de mayor vinculación y acercamiento a la ciudadana, además de protegerlo de reformas que puedan modificarlo sin que antes entre en plenas funciones.

El especialista en transparencia y política anticorrupción, Mauricio Merino, presentó el Libro Blanco de la Consulta sobre la Política Nacional Anticorrupción en donde destacó que tras la realización de 12 foros con ciudadanos y académicos en el país, se construyeron siete líneas de acción para poder combatir la corrupción.

Las acciones consisten en tener mandatos y procesos administrativos claros, para que la ciudadanía sepa cuáles son los resultados que se deben de esperar de cada oficina pública.

Además de profesionalizar la administración pública, fortalecer los medios de denuncia, investigación y sanción, que se generen mecanismos de vigilancia ciudadana sobre el actuar gubernamental y rendir cuentas sobre las acciones implementadas para combatir la corrupción.

Durante su intervención, Merino destacó que además el sistema anticorrupción debe ser protegido de los recientes embates que han venido del Poder Legislativo y que buscan modificar al sistema antes incluso de que empiece a funcionar.

En este sentido, Merino calificó como una afronta al SNA la reciente iniciativa presentada por el senador Ricardo Monreal (Morena) para crear una sala especializada anticorrupción en la Suprema Corte, por lo que llamó a que en vez de nuevas reformas se cumpla con pendientes como la ratificación de los magistrados anticorrupción.

En tanto, Roberto Salcedo, subsecretario de Función Pública, refirió que en próximas fechas en el Plan Nacional de Desarrollo del Ejecutivo se integrará una política nacional anticorrupción, con lo que existirán propuestas en la materia.