A pesar de los esfuerzos del gobierno federal para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres, los avances no son suficientes, así lo afirma Gabriela Ramos directora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Expertos señalaron que apoyos como inversión en cuidados infantiles y el acceso a financiamiento para solucionar el problema de desigualdad entre hombres y mujeres no es suficiente,  pues aún hay desigualdad en decisiones públicas y a pesar de ser identificadas no se actúa atacando las causas.

El Coneval, la Secretaria de Hacienda y Crédito público, Inmujeres , ONU Mujeres y la OCDE, a través del Seminario Internacional sobre Evaluación con  Perspectiva de Género de Políticas Pública buscan continuar con evaluaciones que permitan promover la  integración de las mujeres en la legislación nacional.

Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en México, indicó que las estadísticas con enfoque de género se deben de seguir trabajando para tener una mirada crítica de la situación en mujeres y niñas, así como otorgar presupuesto con perspectiva de género en todo el país.

Si bien desde la implementación del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, la perspectiva de género se considera como un eje transversal, lo que compromete al gobierno federal de invertir en la igualdad entre hombres y mujeres,  no se ha cumplido con los marcos jurídicos a la no discriminación por sexo, señalaron.

Los representantes de las organizaciones coincidieron que la implementación de dicho plan, no debe de concluir cada ciclo, sino que debe ser permanente para generar  una política pública que involucre la participación de las mujeres en las decisiones del país.

erp