La tarea ciudadana no acabó el 4 de julio, aunque la jornada electoral haya transcurrido con cierta calma.

La credibilidad de las elecciones se vio fracturada en el 2006, por ello en el 2011 y 2012 se deben fortalecer las redes de participación, opinó Sara San Martín, directora del Centro de Estudios Ecuménicos y miembro de la campaña Cuidemos el Voto.

Afirmó que la confianza a la instituciones electorales ganada en el 2000, año de la transición, se perdió luego de los sufragios ocurridos en el 2006, por lo que sostuvo que los tiempos actuales, en los que se viven votaciones muy cerradas, los observadores de elecciones deben estar presentes para garantizar un sano ejercicio de la democracia.

Explicó que los estados mostraron buena participación en general, salvo las entidades en donde se vivió violencia como Tamaulipas. Expuso que de 14 de estados de México que celebraron el domingo elecciones de legisladores locales, y en los que 12 de ellos se escogió también Gobernador, la participación ciudadana para informar sobre el proceso electoral y posibles anomalías fue activa, como se demostró en los reportes emitidos a la organización Cuidemos el Voto.

Tan sólo en Ozulama, municipio de Veracruz, 1,200 personas estuvieron al pendiente de que no se violara de ninguna manera la ley electoral, las elecciones transcurrieron sin incidencias en esta región del país .