El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, detalló que la detención de José Antonio Yépez Ortiz, mejor conocido como el Marro, fue gracias a un trabajo de inteligencia por casi 72 horas en cuatro casas donde se tenían indicios del paradero del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

En conferencia de prensa desde Nayarit, el titular de la Sedena destacó que en el operativo participaron 120 elementos de fuerzas especiales, 120 elementos de tropas jurisdiccionales, 20 elementos de grupo de respuesta de emergencia, así como cuatro células estatales de Guanajuato; precisó que en total fueron más de 1,000 hombres los que participaron.

Al operativo también se sumaron drones y dos helicópteros para lograr intervenir en los cuatro domicilios de forma simultánea.

En el lugar se detuvo —en sólo 15 minutos— a seis personas, entre ellas a Yépez Ortiz, y se liberó a una mujer que se encontraba presuntamente secuestrada.

Tras la descripción del operativo, el secretario de la Defensa Nacional pidió a las autoridades judiciales de Guanajuato que se refleje el trabajo del Ejército y se evite la impunidad.

Asimismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a los jueces a aplicar la ley, tanto local como federal, al Marro.

“Sí creo que es importante el que las autoridades judiciales actúen con rectitud, con integridad, que se aplica la ley, tanto autoridades judiciales estatales como federales para que no haya impunidad, porque todo esto que estamos padeciendo en México tiene que ver con la impunidad”, expresó.

Por otro lado, afirmó que no se han registrado problemas mayores en Guanajuato, tras la detención de este presunto líder criminal; sin embargo, dijo que “sigue habiendo homicidios por la descomposición que se ha registrado desde hace algunos años”.

Audiencia en Guanajuato

José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, fue presentado ayer 4 de agosto, ante un juez de control estatal en Guanajuato, por el delito de secuestro.

En Guanajuato, de acuerdo con el Código Penal del Estado, el delito de secuestro alcanza una pena de hasta 60 años de prisión.

Por la mañana, el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, había dicho que la Fiscalía General de la República (FGR) contaba con elementos sólidos para acusar penalmente al líder del huachicol en Guanajuato.

“La Fiscalía General de la República ejercería la orden de aprehensión por delitos de carácter federal, específicamente por delincuencia organizada y robo de combustibles, en ese momento sería trasladado al penal del Altiplano; tanto el hecho de flagrancia, como los elementos que tiene la carpeta de investigación de carácter federal, son suficientemente sólidos como para garantizar la acción total de la justicia en contra de esta persona que ha generado, según toda la información que tenemos, altísimos niveles de violencia en el estado de Guanajuato”, aseveró Durazo.

Desde su detención, el domingo pasado, Yépez Ortiz fue recluido en el penal de Puente Villas, en León, Guanajuato.

Este martes, José Antonio Yépez permaneció en el penal estatal y compareció a través de videoconferencia ante el Juzgado de Oralidad Penal de Valle de Santiago especializado en el delito de secuestro. Su defensa solicitó al Juez que la audiencia tuviera carácter de privado para salvaguardar la seguridad de su cliente.

politica@eleconomista.mx