Mil 500 alcaldes del PRI de todo el país cerraron filas en torno a su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, quien los llamó a entregar "buenas cuentas" al pueblo, porque así prestigian al partido y suman adhesiones a su proyecto.

En su tierra natal y durante un encuentro con los presidentes municipales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) el abanderado de la coalición Compromiso por México, se comprometió a ser un gobierno municipalista sin importar colores partidistas.

Acompañado por el gobernador del Estado de México, Eruviel Avlia, el aspirante a la Presidencia de la República pidió a los alcaldes priistas utilizar los fines de semana, como lo permite la ley electoral, para hacer promoción a su campaña.

"Los he convocado para que realmente tengamos muy claro lo que su responsabilidad pública significa en su espacio de actuación, porque ustedes al cumplir a los mexicanos, al cumplir al pueblo que depositó en ustedes su confianza, prestigian al partido", recalcó.

Peña Nieto admitió que aspira a gobernar el país para cumplir y entregar buenas cuentas, por eso "no caemos en juegos sucios" ni respondemos campaña agresivas.

Aclaró que en la contienda democrática no se trata de ver quien es más hábil en las campañas sucias y reiteró que la autoridad que aspira a servir a los mexicanos debe hacerlo de cerca y al lado de los gobiernos municipales.

Ante el grito de los alcaldes de "Peña Presidente!", el político mexiquense reiteró que aspira a encabezar un gobierno municipalista, que más allá del origen partidario de los gobiernos locales, pueda establecer una alianza estratégica y sólida para llevar recursos y esfuerzo para el pueblo.

Peña Nieto advirtió que a pesar de ser un partido en la oposición, "tenemos que trabajar con la mística de servicio en nuestra tarea en la que estamos participando".

En el Centro de Convenciones donde también lo acompañó el líder nacional del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, y su coordinador de campaña, Luis Videgaray, reconoció que la mejor manera de ganar la confianza mexicana es dando resultados y cumpliendo.

En su oportunidad, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, consideró que Peña Nieto tiene una visión municipalista que acreditó como gobernador en la entidad.

Por ello, aseguró, "no me cabe la menor duda que apoyará a los presidentes municipales de los respectivos estados del país .

En tanto, la presidenta municipal de Ciudad del Carmen, Campeche, Aracely Escalante, fijó la postura de los alcaldes priistas, quienes cerraron filas para que Peña Nieto regrese al PRI a Los Pinos.

Apuntó que el PRI gobierna mil 500 presidencias municipales que representa 60 por ciento de las dos mil 445 que hay en el país, además de que tiene 24 de las 31 capitales del país.

Ante ello, aseguró que México se prepara para una segunda alternancia y aclaró "no seremos el cambio por el cambio", pues con Peña Nieto los compromisos se cumplen