La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) llamó a las autoridades capitalinas para que con base en un modelo integral se atiendan a personas con transtornos mentales que se encuentran en centros penitenciarios locales.

Por ello, la CDHDF instó a garantizar los estándares enunciados en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Agregó que la Convención y los Principios para la Protección de los Enfermos Mentales y el Mejoramiento de la Atención a la Salud Mental reconocen su protección como parte del derecho a la salud que debe realizarse bajo un enfoque de derechos humanos.

En un comunicado, el organismo añadió que también reconoce la autonomía individual, incluida la libertad de tomar decisiones; independencia de las personas; no discriminación; participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad; así como la igualdad de oportunidades.

Los ejes sobre los que se deberá centrar la atención a la salud mental consisten en reconocer que la gran mayoría de personas con discapacidad mental pueden vivir en la comunidad; que se requiere de un sistema de apoyos y servicios para generar un proceso de atención integral.

La atención a la salud mental deberá dejar de centralizar la atención en una institución de forma exclusiva a través del modelo asilar en un "hospital psiquiátrico" a involucrar a diferentes actores, donde se garantice que las personas con enfermedades mentales no se alejen de la comunidad por la restricción a la libertad.

Concebir que la atención a la salud mental debe realizarse bajo un enfoque integral implica reconocer a las instituciones médicas como parte fundamental de este proceso de atención, donde en éstas y fuera de ellas deben desplegarse acciones de capacitación vocacional, actividades de recreo, esparcimiento y culturales, entre otras.

La CDHDF espera que este año se promuevan los instrumentos normativos y se generen las condiciones materiales para consolidar el esquema de atención a la salud mental, dado que es una tarea pendiente.

ERP