Con un estrecho margen de diferencia, Layda Sansores San Román, candidata por la coalición “Juntos haremos historia”, y Christian Castro, candidato de la coalición “Va por Campeche”, se encuentran en un empate técnico entre las preferencias electorales para la gubernatura de Campeche.

Hasta el cierre de la edición, Sansores San Román, abanderada de Morena y del Partido del Trabajo, aventajaba las votaciones con 33.33% de las actas escrutadas, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Electoral de aquella entidad, seguido de una diferencia de menos del 1% del candidato de la alianza conformada por el Partido Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI).

Hasta la medianoche de este domingo, la página del Instituto Electoral del Estado de Campeche reportó la captura de 56 de las 1,190 actas, con un total de 16,790 votos, además de que reportó una participación ciudadana del 66.96 por ciento.

Minutos después del cierre de las casillas estatales, ambos candidatos se proclamaron ganadores de la contienda afirmando que las encuestas de salida los favorecían y que el triunfo era inminente. 

En caso de confirmarse la victoria de Layda Sansores, se convertiría en la primera mujer que gobernaría dicha entidad además de llevar la alternancia al gobierno, el cual siempre ha sido encabezado por candidatos emanados del PRI.

En tercer lugar estaría Eliseo Fernández, candidato de Movimiento Ciudadano con 29.83% de las preferencias electorales, seguido por Sandra Sánchez, candidata del Partido Verde Ecologista de México con 0.79% y Nicté-Ha Aguilera, del Partido Encuentro Solidario con 0.60% de las preferencias electorales.

Violencia

La jornada electoral de este domingo estuvo plagada de violencia y amenazas por parte de grupos de choque de diferentes partidos políticos en varias regiones de la entidad, en algunos casos terminaron en golpes y personas lesionadas.

Medios locales y usuarios de redes sociales reportaron que la capital de Campeche fue la más afectada por la presencia de grupos de porros que en diferentes zonas acudieron a amedrentar a los votantes para que no salieran a ejercer su derecho.

Reportes, testimonios y videos, expusieron que grupos de choque llegaron a diferentes casillas en donde vandalizaron vehículos, lanzaron objetos contra votantes, golpearon a otras personas, portaban palos y en algunos puntos dispararon al aire cerca de la ciudadanía que acudía a votar. Habitantes denunciaron la presencia de motociclistas que pasaban constantemente sobre algunos centros de votación.

montserrat.galvan@eleconomista.mx